Agentes de los Mossos d'Esquadra han retirado a las decenas de activistas de los Comités de Defensa de la República (CDR) que cortaban la calle Pau Claris de Barcelona en un intento de bloqueo de la sede de la Fiscalía Superior de Cataluña.

Los activistas se habían concentrado en este punto desde alrededor de las 12.00 horas para protestar por el inicio del juicio del 1-O en el Tribunal Supremo, una concentración sorpresa enmarcada dentro de las acciones que están desplegando los CDR este martes.

Los Mossos han ido retirando uno a uno -sin que haya habido detenidos- a los manifestantes que se han sentado en la calzada en actitud de resistencia pasiva y que han cortado el tráfico en la calle Pau Claris durante cerca de hora y media.

Uno de ellos era el diputado de la CUP en el Parlament Carles Riera, que ha sido el último en ser retirado de la calzada.

Los manifestantes lanzaban proclamas como "Las calles serán siempre nuestras", "Sin desobediencia no hay independencia", "1 de octubre, ni olvido ni perdón" o, dirigiéndose a los Mossos, "Vuestro conseller está en la cárcel", en alusión a Joaquim Forn, extitular de Interior, uno de los procesados por el 1-O.

En su manifiesto, los CDR llamaban a la "desobediencia civil y la lucha no violenta" para "bloquear" la Fiscalía, cuya sede describían como "un edificio lleno de ignominia y franquismo que representa e imparte una injusticia española que continúa reprimiendo a centenares de compañeras aquí en Cataluña y en el Estado".

Sobre las 14.30 horas, los CDR a través de Twitter han desconvocado su acción ante la Fiscalía, aunque han llamado a seguir movilizados para próximos actos de protesta..

Los CDR han denunciado en Twitter que "sigue la represión".

Los CDR también han interrumpido el tráfico con la quema de neumáticos a primera hora de este martes en la autopista AP-7 en puntos de Girona y Barcelona y en el eje transversal C25, así como en la Gran Vía de la capital catalana.

Los cortes de tráfico han causado retenciones de hasta 3 kilómetros en la autopista AP-7, uno de cuyos carriles permanecerá cortado todo el día para reparar los daños en la calzada. Según ha informado el Servei Català de Trànsit, las protestas de los CDR se han concentrado esta mañana en la AP-7 a su paso por Sant Celoni (Barcelona) y en la C-25, el Eix Transversal, así como en la Gran Vía de la capital catalana a la altura de Glòries.

Los activistas independentistas han cortado ambas carreteras quemando neumáticos en la calzada, lo que ha provocado hasta tres kilómetros de colas en la AP-7 -las mayores, en Hostalric (Girona)-, y de medio kilómetro en el Eix Transversal, retenciones que se han ido disolviendo conforme se abrían carriles al tráfico.

Poco después de las 9.00 horas ha quedado normalizado el tráfico en la AP-7, y hacia las 9:40 horas se ha restablecido en la C-25. El tercer carril de la AP-7, no obstante, permanecerá cerrado probablemente a lo largo de todo el día para reparar el asfalto dañado por la quema de neumáticos de los CDR.

Los grupos independentistas también han protestado por el juicio del procés, que se inicia este martes en el Tribunal Supremo, concentrándose en la Gran Via de la capital catalana a la altura de la plaza de Glòries, lo que ha provocado importantes retenciones en la entrada a Barcelona por la C-31 desde la comarca del Maresme.

Por su parte, la Guardia Urbana de Barcelona ha informado de problemas de tráfico en la calzada central de la Diagonal en ambos sentidos a la altura de la plaza de Reina Maria Cristina (Les Corts) por una concentración.

Según ha informado el Servei Català de Tránsit, a las ocho de la mañana permanecía cortada la AP-7 entre los puntos kilométricos 102 y 104, a la altura de Sant Celoni (Barcelona), y se mantenían retenciones entre esta última localidad y Hostalrich (Ginera), donde también los CDR habían interrumpido el tráfico.

Bajo la etiqueta "Ni calladas ni sumisas", han subido fotos de sus acciones a redes sociales:

Consulta aquí más noticias de Barcelona.