Acuerdo entre republicanos y demócratas
El senador republicano de Alabama Richard Shelby sale de una reunión sobre seguridad fronteriza en el Capitolio, en Washington DC (EE UU). Jim Lo Scalzo / EFE

Republicanos y demócratas en el Congreso de EE UU anunciaron este lunes un acuerdo para evitar este viernes un nuevo cierre parcial administrativo que incluye financiación para el muro fronterizo.

"Hemos alcanzado un acuerdo en principio entre nosotros en todo lo que se refiere a seguridad nacional y las otras seis leyes", afirmó a periodistas el senador republicano Richard Shelby, quien explicó que la proximidad de un nuevo cierre administrativo puso en alerta a los legisladores.

El pacto incluye unos 1.375 millones de dólares para construir otras 55 millas (unos 88,5 kilómetros) de muro fronterizo con México, según The Washington Post, lejos de los 5.600 millones de dólares que reclamaba el presidente de EE UU, Donald Trump, para unas 200 millas (unos 322 kilómetros).

El acuerdo debía contar con el visto bueno del presidente, Donald Trump, que prometió durante un mitin en la ciudad fronteriza de El Paso (Texas) "terminar" el muro con México independientemente de lo que hayan acordado en el Congreso los negociadores demócratas y republicanos.

"Cuando salía a este escenario, me dijeron, 'se están logrando avances en el comité'. Pero solo para que lo sepáis, vamos a construir el muro de todas formas", agregó Trump en el mitin.

Apoyo de Pelosi

Por su parte, la congresista demócrata Nita Lowey, que participó de las negociaciones, dijo que la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, apoya el pacto y que esperan presentar un proyecto de ley definitivo este miércoles. "Algunos se alegrarán, otros no se alegrarán", agregó Lowey, sobre cómo recibirán sus colegas demócratas el acuerdo.

Los demócratas habían reclamado una importante reducción de camas en los centros de detención de inmigrantes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés), lo que llevó a suspender las negociaciones durante el fin de semana. Sin embargo, los demócratas renunciaron finalmente a esa demanda, según The Washington Post.

"No solo no quieren darnos dinero para el muro, tampoco quieren darnos el espacio para detener a asesinos, criminales, narcotraficantes y traficantes de personas", había afirmado este mismo lunes Trump, quien también dijo que evitar el nuevo cierre administrativo "depende de los demócratas".