PRC, PSOE y el diputado del grupo mixto Juan Ramón Carrancio han votado este lunes en el Parlamento de Cantabria en contra de reclamar a Red Eléctrica Española que modifique el trazado de la línea de alta tensión proyectada desde la subestación que Viesgo tiene situada en Astillero y que atraviesa este municipio y Camargo, tal y como proponía Ciudadanos.

La proposición no de ley de Ciudadanos pretendía instar al Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) a solicitar a Red Eléctrica "reconsiderar" el trazado pretendido por uno alternativo que discurra por el margen de la S-30 y la A-67 para causar el "menor perjuicio a los vecinos" y ha sido apoyada por el PP, los diputados del grupo mixto José Ramón Blanco y Alberto Bolado y la parlamentaria no adscrita, Verónica Ordóñez.

Finalmente, la iniciativa ha quedado rechazada por 16 votos a favor -el del diputado de Cs, Blanco, Bolado, Ordóñez y 12 del PP (hoy ha tenido un parlamentario menos tras la renuncia de Ildefonso Calderón)- y 17 en contra (11 del PRC, al que también le ha faltado un voto por la ausencia del regionalista Rafael de la Sierra, 5 del PSOE y el de Carrancio).

"Ha ganado la batalla el alcalde de Astillero", ha lamentado el diputado del grupo mixto y portavoz parlamentario de Cs, Rubén Gómez, que ha criticado que regionalistas y socialistas hayan votado en contra de sus propuesta en el Parlamento después de haber aprobado en el Ayuntamiento de Camargo -donde la alcaldesa es la socialista Esther Bolado- una declaración institucional en apoyo de los vecinos del municipio afectados por esta línea de alta tensión y que respaldaba un trazado alternativo.

Cs ha aclarado que "no cuestiona" la "necesidad" de la línea de alta tensión sino el trazado y considera que la petición de reconsiderarlo en favor del alternativo es una demanda "justa" ya que, a su juicio, causaría un menor perjuicio a los vecinos ya que transcurriría principalmente por terreno público.

Por su parte, el alcalde de Astillero y diputado regionalista, Francisco Ortiz, ha afirmado que una línea de alta tensión "no es un arma de destrucción masiva" y ha negado perjuicios para la salud o económicos de aquellos vecinos que viven en los terrenos por donde va a transcurrir.

Además, ha asegurado que el trazado alternativo ya ha sido evaluado pero no es posible llevarlo a cabo porque la normativa estatal no lo permite.

Ortiz cree que la iniciativa de Cs tiene "tufillo electoral", algo que también cree el PSOE, que ipinado que esta iniciativa de Cs busca ganar "un puñado de votos".

Tampoco los socialistas creen que esta línea de alta tensión, con el trazado previsto, vaya a generar perjuicios.

Con esta postura, el PSOE en el Parlamento se ha pronunciado en contra de la postura expresada por la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, que reclamó el cambio del trazado, al igual que el resto de la Corporación municipal.

Carrancio también se ha opuesto a la proposición no de ley de Cs al considerar que solo "busca notoriedad" y tiene "interés electoral".

RECHAZO DEL PLENO A UNA INICIATIVA SOBRE VENEZUELA

También el Pleno del Parlamento ha rechazado una proposición no de ley del PP en favor de Juan Guaidó y de que España apoye a Venezuela en su proceso de transición democrática que lleve a este país a "recuperar el respeto a los derechos humanos y a la libertad con una democracia plena".

En la iniciativa del PP, fechada el 30 de enero, también se pretendía instar al Gobierno de España a que reconociera a Guaidó com presidente interino de Venezuela, algo que ya ha ocurrido antes de que la proposición no de ley llegara a Pleno.

Es por este motivo por el que varios de los grupos, como PRC y PSOE, han reprochado al diputado del PP Íñigo Fernández que no la haya retirado. "No tiene ningún sentido", le ha dicho también el diputado del grupo mixto Juan Ramón Carrancio.

Sin embargo, el diputado 'popular' ha argumentado que con el reconocimiento de Guaidó el proceso no acaba y ha insistido en la necesidad de que España apoye la transición democrática, tal y como pide la iniciativa, algo que, a su juicio, le da vigencia.

Por su parte, otros diputados, como el del grupo mixto José Ramón Blanco o la no adscrita Verónica Ordóñez (Podemos), han criticado que el PP lleve a Pleno el tema de Venezuela.

"Estamos guapos aquí en Cantabria para irnos a ver qué pasa en Venezuela", ha dicho Blanco.

Sin embargo, el diputado del PP no ha aceptado estas críticas y se ha preguntado por qué se han llevado a otros plenos iniciativas sobre el Sáhara o Palestina y no se puede hablar de Venezuela.

Fernández ha achacado que tanto Blanco, como Bolado y Ordóñez votan en contra de Venezuela por "sesgo ideológico".

"Le salen zarpullidos en la piel cada vez que se habla de Venezuela y todos sabemos por qué", ha dicho el diputado del PP, que ha atribuido este rechazo a los "vínculos" de Podemos con Venezuela.

Así, en contra de la iniciativa del PP han votado PRC, PSOE, Blanco, Bolado y Ordóñez, mientras que la han apoyado el diputado del grupo mixto y portavoz parlamentario de Cs Rubén Gómez y se ha abstenido Carrancio.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.