Protesta por hipotecas
Concentraron ante el Supremo por la sentencia sobre el impuesto de las hipotecas. Rodrigo Jimenez / EFE

El Tribunal Supremo ha rechazado este lunes el incidente de nulidad presentado por la Empresa Municipal de la Vivienda de Rivas Vaciamadrid (Madrid) contra el fallo sobre el pago del impuesto de actos jurídicos documentados (IAJD) de las hipotecas. El Ayuntamiento de la localidad solicitará amparo ante el Tribunal Constitucional.

En la vista del pleno de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo no se ha revisado quién debe abonar este gravamen, sino que se han estudiado aspectos técnicos relacionados con las garantías procesales de la demandante. La Empresa Municipal, de hecho, alegaba la vulneración de dichas garantías en la vista del pasado 6 de noviembre.

Los pasados 5 y 6 de noviembre, misma la Sala resolvió fallar a favor de los bancos y eximirlos del pago del tributo, contra la doctrina ya expresada por el propio Tribunal Supremo solo unos días antes.

A las pocas horas de conocerse el fallo, el Gobierno aprobó un real decreto estableciendo que fuera la banca y no el cliente la que asumiera el IAJD, tasa que las entidades además no podrán deducirse ya que también se modificó el impuesto de sociedades. En el origen del fallo original estaba la demanda interpuesta por la empresa municipal de Rivas.

Recursos como el desestimado este lunes abren la puerta a uno posterior de casación ante el Tribunal Constitucional, que es el órgano encargado de dirimir si se han vulnerado derechos fundamentales; es lo que hará Rivas.

"El Supremo tenía hoy la oportunidad de resolver a favor de la gente y no de la banca y no lo ha hecho. Tenemos sentencias contradictorias sobre un mismo caso, y eso no puede ser. Las sentencias que son firmes para Rivas tienen que tener aplicación universal", ha dicho el alcalde de Rivas, Pedro del Cura.

El edil ha advertido de que si el Constitucional desestima el recurso de amparo, la Empresa Municipal de la Vivienda de Rivas acudirá a Estrasburgo. "Sería una vergüenza, una más, que tuviera que venir Estrasburgo a enmendarle la plana a la justicia española porque no son capaces de hacer justicia en este país para la gente, ha añadido.