Televisor de un hospital
Imagen de archivo del televisor de un hospital. ARCHIVO/JUNTA

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública garantizará, a partir del próximo 15 de febrero, la gratuidad del servicio de televisión en los hospitales públicos de los 20 departamentos de salud de gestión directa de la Comunitat Valenciana, incluidos los centros de personas enfermas crónicas y de larga estancia.

La medida implicará un coste cercano a los 1,2 millones de euros, en concepto de la gestión del servicio y el mantenimiento integral de todos y cada uno de los 5.584 terminales implicados, incluyendo sus accesorios (mandos, pilas) y la instalación necesaria para su prestación, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, ha asegurado que, con esta medida, "además de hacer más llevadera la estancia de pacientes, terminamos con cualquier necesidad de copago por parte de usuarios y usuarias".

Esta medida se enmarca dentro del Plan de Dignificación de Infraestructuras y de la campaña de humanización de la sanidad, "buscando el mayor bienestar de usuarios y usuarias de la sanidad pública, y la universalización del servicio, público y gratuito", ha declarado Barceló.

Por tanto, a partir de la semana que viene, "los pacientes, tanto en su cama como en los puestos de hospitalización, y sus familiares en las salas de espera, no tendrían que pagar de su bolsillo el servicio de televisión mientras estén ingresados".

En total, Sanidad garantizará el visionado de casi 5.600 terminales distribuidos entre 2.231 en habitaciones individuales de los hospitales valencianos; 2.749 en habitaciones dobles; 318 en las salas de espera para familiares y 286 en los puestos de hospitalización.

En el caso de los consorcios hospitalarios (Hospital Provincial de Castellón y Hospital General de València), la medida se aplicará a partir de la finalización del contrato actualmente en vigor, según Barceló.

Servicios complementarios

La titular de Sanidad ha explicado que, hasta la fecha, este servicio tenía un coste de unos cuatro euros diarios para los pacientes -la estancia media habitual por paciente es de tres días- y estaba gestionado por empresas concesionarias que cobran por este servicio en caso de solicitarlo.

"Con esto se pretende no solo hacer más llevadera la estancia de pacientes sino también reconocer la preocupación global por su bienestar y universalizar todos los servicios, tanto sanitarios como complementarios de la estancia, terminando con cualquier necesidad de copago por parte de usuarios y usuarias", ha afirmado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.