En una rueda de prensa, el regidor olívico se ha referido a las previsiones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) de que Vigo no cumplirá el techo de gasto de 2018 por el pago de ese rescate.

Así, Abel Caballero ha recordado que ese hecho se debe a un gasto no previsto (el rescate) y que fue "consecuencia de la crisis y de la actuación de los jueces". Asimismo, ha recordado que el Ayuntamiento está obligado a quedarse con el Auditorio y a indemnizar a la concesionaria en base a una ley "aprobada por el PP en 2002".

En todo caso, ha incidido en que Vigo pudo hacer frente a ese rescate recurriendo en gran parte a sus remanentes de tesorería, y ha interpretado que eso significa que dicho rescate "no cuesta nada a los ciudadanos, porque se paga con los ahorros que había en el banco".

A ese respecto, ha presumido de que el Ayuntamiento de Vigo "acaba de crear un método" para gastar esos remanentes, y ha recordado que las entidades locales de España acumulan 25.000 millones de euros por ese concepto, que no pueden invertir.

"Pues les acabo de decir a todos los alcaldes como lo pueden usar", ha aseverado, y ha recalcado que el Ayuntamiento ha llevado a cabo esta operación "con el aplauso de la AIReF".

Según ha señalado, la propia Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal "reconoce la solidez financiera" del Ayuntamiento olívico y avanza que sí cumplirá sus obligaciones financieras en 2019.

Finalmente, Abel Caballero ha insistido en que el rescate del Auditorio no tendrá consecuencias en las arcas municipales, que ya están "en la normalidad", y después de usar los remanentes para pagar ese rescate, todavía tiene ahorros "para seguir comprando cosas".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.