El detenido era comercial de una empresa dedicada al suministro al por mayor de productos químicos para limpieza industrial. Su labor en la empresa era dar a conocer dichos productos a los potenciales clientes, entregarlos una vez solicitados y, en ocasiones, cobrar las facturas por lo adquirido.

Sin embargo, la Comisaría provincial ha detallado que fue a finales de año cuando la empresa se percató de que a varios clientes les constaban diversas facturas como impagadas. Cuando los responsables de la empresa comprobaron estos hechos, se percataron de que las empresas clientes habían abonado las facturas siempre en metálico y al mismo comercial. Los clientes además manifestaron haber abonado las facturas y estar al corriente de todos los pagos.

La investigación fue asumida por la Policía Judicial de Benidorm, que determinaron que un total de 44 facturas habían sido abonadas en efectivo a uno de los empleados de la empresa.

Así, verificaron que el comercial no había llegado a ingresar el dinero en la cuenta de la empresa, apropiándose de esta forma cerca de 20.000 euros. Los investigadores procedieron a la localización y detención de presunto culpable, quien admitió haberse quedado con el dinero cobrado a las empresas.

El detenido, de nacionalidad española y 53 años, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Benidorm quien decretó su puesta en libertad.

Consulta aquí más noticias de Alicante.