Fundación Ibercaja renueva su apoyo a la Escuela de Hostelería TOPI de la Fundación Picarral

  • Fundación Ibercaja renueva su colaboración con la Fundación Picarral a través de la firma de un convenio por el que aportará 60.000 euros para su proyecto TOPI. El objetivo principal de esta actuación es formar jóvenes con diversos problemas personales, familiares y sociales para facilitar su inserción social, educativa y laboral mediante un proceso de aprendizaje en diversas profesiones y su posterior incorporación al mundo laboral.
Fundación Ibercaja ha renovado su apoyo a la Escuela de Hostelería TOPI
Fundación Ibercaja ha renovado su apoyo a la Escuela de Hostelería TOPI
IBERCAJA

El convenio de colaboración ha sido firmado en la Escuela de Hostelería TOPI por el director general de Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo Escrig, y el director-gerente de la Fundación Picarral, Alfonso Dolset.

El proyecto TOPI, que la Fundación Picarral desarrolla gracias a la colaboración de la Fundación Ibercaja, impulsa la Escuela de Hostelería que ofrece a jóvenes de entre 16 y 25 años la oportunidad de formarse durante dos cursos en las especialidades de cocina y servicios de restauración. Se trata de una estrecha colaboración que comenzó hace tres décadas, en el año 1997.

El número de participantes previsto por curso es de 75 jóvenes. Además, de forma sistemática se lleva a cabo un seguimiento de inserción sociolaboral del alumnado egresado el curso anterior. El total de usuarios de TOPI durante la vigencia del convenio será de 120 jóvenes.

El programa se basa en una pedagogía activa y participativa que integra la adquisición tanto de conceptos culturales y profesionales como de técnicas en cocina o en barra y restauración, sin descuidar el conocimiento del entorno sociolaboral y profesional en que el alumnado ejercitará estas profesiones. Las prácticas constituyen el 75 por ciento de la formación.

Esta orientación hacia la inserción profesional se consigue no solo mediante la excelencia en los aprendizajes sino, además, con un sólido programa de seguimiento laboral. Los alumnos pueden obtener y acreditar los niveles I y II de diversas ramas de hostelería dentro del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales.

La calidad de la formación, la creatividad y la innovación en el quehacer cotidiano, las prácticas en empresa, los intercambios transnacionales, la participación en jornadas gastronómicas, demostraciones y concursos, la apertura de la propia escuela al sector profesional y empresarial son elementos clave que mantienen a TOPI en un lugar relevante dentro de la formación y la inserción laboral y social.

BOLSA DE TRABAJO

La escuela dispone además de una bolsa de trabajo para sus alumnos. La confianza del sector empresarial y profesional en la Escuela de Hostelería TOPI desde 1989 hace que más de un noventa por ciento de los alumnos se incorporen al mercado laboral al final de su proceso educativo y en muchos cursos prácticamente todos los profesionales encuentran trabajo al concluir su formación

Profesores y alumnos de la Escuela de Hostelería TOPI han ganado premios en concursos nacionales y locales de Hostelería y Cocina. En 2016 el profesor de Cocina Eduardo Comín y la exalumna María Clavería consiguieron el tercer premio de la XIV edición del "Certamen de Cocina y Repostería de Aragón Lorenzo Acín".

El profesor del Servicio de Restauración en la Escuela, José Manuel Romeo, obtuvo también ese año un tercer premio en el Certamen Nacional Gastronómico. Además, la exalumna Nerea Bescos ha obtenido el primer premio certamen gastronomía nacional de la Federación de Asociaciones de Cocineros y Reposteros de España.

Los alumnos Ian Durnes y Cristina Ramos han sido reconocidos con el premio nacional cocina mediterránea 2018 en el Concurso del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España, y Eduardo Comín ha sido galardonado con el tercer premio de cocina nacional Interprofesional del Ovino y Caprino de Carne Madrid fusión.

La Fundación Picarral nació a mediados de los años 80 por la inquietud de un grupo de vecinos del barrio zaragozano del Picarral ante situaciones de vulnerabilidad en la que se encontraban una parte de los jóvenes. En 1994 su labor fue reconocida por el Gobierno de Aragón con la Medalla San Jorge al mérito social. En 2015 recibió la Placa al Mérito Turístico del Gobierno de Aragón.

Esta colaboración forma parte de una de las líneas de trabajo de Fundación Ibercaja que tiene como principal objetivo el desarrollo integral de las personas. Con esta finalidad engloba y promueve programas dirigidos a mejorar el bienestar social y la igualdad de oportunidades en la sociedad mediante el

acceso al empleo y a la educación, como el firmado este jueves que fomenta la formación e inserción laboral de los jóvenes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento