Dani Flaco
BIO: Daniel Sánchez nació en Bellvitge en 1977. Curtido en las salas barcelonesas, antes de vivir de la música trabajó en Seat. ARCHIVO

Dani Flaco presentó su primer disco, Salida de Emergencia, en Luz de Gas. Ha regresado a esta sala con su segundo trabajo, Fuerzas de Flaqueza (Vicious Records).

¿Para qué ha necesitado sacar fuerzas de flaqueza?
Para encontrar la salida de emergencia (risas). Han sido casi 200 conciertos del primer disco, preparar el nuevo trabajo, entrevistas...Ha requerido un esfuerzo sobre todo mental.

Tras un primer disco con éxito, en el segundo hay más nervios ¿Usted cómo lo vive?

Hace un par de meses que me di cuenta de que me había superado en relación al primer disco. Tiene madurez. He pasado muchas horas en el estudio, sé manejar mejor las palabras y los aparatos...En resumen: sé componer mejor. Y las críticas dicen que es mejor disco.

Es más rockero...

Haber tocado con bandas en algunos conciertos de la primera gira te abre la mente a las posibilidades de las canciones. A parte, he cogido más la guitarra eléctrica: la tenía abandonada, usaba la acústica porque como iba de bareto en bareto...

Y de baretos a Luz de Gas ¿El cambio da vértigo?

No porque ha sido bastante progresivo. Además, me gusta tocar en garitos. Disfruto de las dos cosas. En mi carrera voy como un caracol que no se cansa (risas).

¿Se puede sacar poesía de la ciudad?

La ciudad está llena de poesía, hay muchas cosas cotidianas que normalmente pasas por alto y realmente son muy importantes o muy bonitas.

Ha dicho que se siente cercano al cantautor madrileño ¿Es difícil cantautar en Barcelona?

Yo no lo he dicho, lo han dicho. Pero sí que es más difícil ser cantautor en Barcelona porque hay menos tradición y menos salas preparadas. En Madrid puedes tocar una vez al mes en un garito. Aquí nos falta esa cultura, por desgracia somos demasiado posmodernos...

¿Eso es lo que le critica a la ciudad?

Sí. A nivel de prensa...puede venir Jandercrander de Melbourne, meter a 15 personas en un garito de la plaza Reial y se habla. Y vamos otros, metemos a 300 personas en la sala Bikini y ni te hacen una mención.

¿Esto en Madrid no pasa?

En Madrid voy a tocar y salgo en periódicos que aquí no me sacan.

En sus temas hay melancolía ¿Así es usted?

Soy un melancólico crónico. Siempre tengo ese punto de que aunque todo me vaya bien digo "estoy hecho polvo". Pero esto, para a lo que me dedico, es muy positivo.

Compuso su primera canción con 13 años ¿De qué hablaba?

Se llamaba Comiendo bocadillo de pata de perro. Iba de un personaje marginal real. Lo miraba y me llamaba mucho la atención. 

Soy bastante voyeur en el sentido de mirar lo que pasa a mi alrededor

Veo que dedica bastante tiempo a observar.

Sí. Soy incapaz de estar en un bar a mi rollo. Siempre estoy escuchando la conversación de al lado.

Es  de la zona ¿No le ha salido ninguna canción con las obras del AVE?

Llegó la primavera es una canción que habla de l´Hospitalet. Hablo de unos jubilados que miran las obras. La escribí antes del AVE y al poco tiempo salieron los socavones.