Los bomberos del Aljarafe prevén "endurecer" sus protestas para que se apruebe el acuerdo anunciado

  • SEVILLA, 7 (EUROPA PRESS)
Protesta de los bomberos
Protesta de los bomberos
CEDIDA

La plantilla del servicio de extinción de incendios de la Mancomunidad del Aljarafe ha acordado "endurecer" sus protestas, en demanda de que dicha institución apruebe y ejecute el acuerdo anunciado recientemente por la Diputación, para comenzar a solucionar los aspectos "operativos" de este servicio marcado por un prolongado conflicto laboral por su falta de efectivos y la negativa de la plantilla a aceptar más horas extraordinarias, y plantear además su integración en el futuro Consorcio Provincial de Bomberos.

Así lo ha manifestado a Europa Press un portavoz de la plantilla, con relación al acuerdo anunciado por el director de Servicios Supramunicipales de la Diputación de Sevilla, José Luis Girón, de cara a mejorar la operatividad de este servicio y comenzar a promover su integración en el naciente Consorcio Provincial de Bomberos, ideado para unificar los recursos humanos y materiales hasta ahora divididos entre las instalaciones de la Diputación y los parques de bomberos municipales.

Y es que el servicio de bomberos del Aljarafe sigue marcado por su reconocida falta de efectivos y la huelga de celo protagonizada por su plantilla en demanda de la creación de nuevas plazas, merced a los acuerdos adoptados en 2007 y 2017.

Porque en 2007, cuando los bomberos de la Mancomunidad del Aljarafe protagonizaron ya un primer y enconado conflicto en demanda de la ampliación de plantilla, se acordó la incorporación de nuevos funcionarios para que el servicio contase con 65 efectivos, si bien tras aquel acuerdo llegó el desplome de las administraciones como consecuencia de la crisis económica.

NUEVO ACUERDO

Ya en febrero de 2017, la Mancomunidad del Aljarafe y sus bomberos alcanzaron un nuevo acuerdo para poner fin a la huelga de celo que ya protagonizaban entonces los funcionarios en demanda de una ampliación de efectivos acorde al crecimiento de la población de la comarca, pactando la creación de 19 nuevas plazas a lo largo de tres años, para que el número de efectivos creciese de 47 a 66.

No obstante, la promoción de tales plazas se ha demorado porque las autoridades estatales no autorizaban las mismas dadas las restricciones impuestas en materia de incorporación de nuevo personal a las administraciones. Empero, la Mancomunidad del Aljarafe decidió finalmente promover una oferta de empleo público con las nueve primeras plazas del total de 19 comprometidas, al objeto de convocarlas y cubrirlas.

En paralelo, ya el pasado mes de octubre, representantes de la Diputación, de la Mancomunidad del Aljarafe, de los municipios de la comarca con más de 20.000 habitantes y por ende con competencia directa en materia de bomberos y de la junta de personal del servicio aljarafeño de extinción de incendios celebraban una reunión en el Ayuntamiento de Camas.

Durante la reunión, se habría analizado la creación de una comisión específica para avanzar en las medidas necesarias para la integración de los bomberos del Aljarafe en el Consorcio Provincial de Bomberos, extremo que conllevaría además una mesa general de negociación para dilucidar de qué manera son transferidos los efectivos desde la Mancomunidad al nuevo ente provincial.

Ahora, José Luis Girón ha anunciado "un acuerdo" entre la Diputación, la junta de personal del servicio de bomberos de la Mancomunidad del Aljarafe y los alcaldes de los municipios de más de 20.000 habitantes, para dar pasos concretos en el sentido descrito.

En el plano "operativo", según Girón, el acuerdo implicaría la organización de unos nuevos mínimos para los turnos de guardia de los parques de bomberos de Mairena del Aljarafe y de Santiponce, los dos con los que cuenta la Mancomunidad, con seis efectivos en el primer caso y tres en el segundo, además de un operador de comunicaciones.

Para afrontar tales "refuerzos" en los turnos, según Girón, sería necesario un esfuerzo económico en el que la Diputación ostentaría buena parte del peso.

MEDIDAS LABORALES

En el plano laboral, el acuerdo implicaría medidas destinadas a adaptar las condiciones de las que gozan los bomberos del Aljarafe a las condiciones de los bomberos de la propia Diputación, como antesala a su integración en el nuevo Consorcio Provincial de Bomberos, pues por su naturaleza algunas de estas condiciones serían reconocidas como derecho pero su aplicación estaría sujeta a la citada integración.

En ese sentido, la plantilla de los bomberos del Aljarafe ha manifestado este jueves que en el marco de una nueva reunión celebrada entre la junta de personal del servicio; el presidente de la Mancomunidad del Aljarafe y alcalde de Sanlúcar la Mayor, Raúl Castilla; los altos funcionarios de la entidad comarcal; alcaldes o representantes de los municipios de más de 20.000 habitantes; y los responsables de la Diputación, habría quedado de relieve que el acuerdo sigue a la espera de ser aprobado por los "problemas" planteados por la interventora de la Mancomunidad.

Y es que pese a que los términos del acuerdo estarían "cotejados" por los técnicos y altos funcionarios de la Diputación y respaldados por los interventores de los municipios, la interventora de la Mancomunidad no habría dado aún su "visto bueno" en demanda de ajustes en la relación de puestos de trabajo (RPT) y la valoración de puestos de trabajo (VPT) de la entidad, entre otros aspectos relativos a la integración de la plantilla en el futuro Consorcio.

A tal efecto, los bomberos avisan de que aunque parece que "el acuerdo político es total", las "excusas y patadas hacia adelante" obstaculizan su aprobación y ejecución, por lo que los efectivos han acordado en asamblea "endurecer" las protestas, traducidas hasta ahora en actos informativos en espacios clave del Aljarafe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento