El Parlamento Vasco ha rechazado este jueves, con el voto negativo de PNV, PSE y PP, la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) presentada por varios sindicatos y colectivos sociales de Euskadi para combatir la pobreza y la exclusión social, en la que se plantean medidas para mejorar y ampliar la cobertura de las prestaciones sociales.

La ILP solo ha contado con el apoyo de los 29 parlamentarios de EH Bildu y Elkarrekin Podemos, mientras que PNV, PSE y PP han votado en contra de la iniciativa

que se ha presentado en la Cámara vasca avalada por más de 50.000 ciudadanos.

Esta iniciativa está impulsada por la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, una plataforma integrada por los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEILAS, EHNE e Hiru, así como por numerosos colectivos sociales.

La propuesta rechazada planteaba, entre otras medidas, incrementar la cuantía de la Renta de Garantía de Ingresos y flexibilizar los requisitos de acceso a esta prestación, así como reforzar el derecho a la vivienda en la comunidad autónoma.

Tras la votación, las portavoces de la ILP, Janire Landaluce (ELA) y Beatriz Martxueta (LAB) han comparecido ante los medios de comunicación para criticar el rechazo a

su propuesta

y advertir de que se van "con miedo y muy atentas" por "el proceso de deconstrucción en el que se encuentra el sistema de protección social actual".

"Nos vamos contentas porque hemos realizado nuestro trabajo, el proceso ha sido participativo y sabemos que tenemos mucha gente detrás que quiere dar la vuelta a este sistema pero preocupadas por lo ocurrido", han señalado.

En este sentido, han anunciado que el próximo día 13 de febrero han convocado una cadena humana en las calles de Bilbao que unirá las sedes de los partidos -PNV, PSE y PP- que han rechazado la ILP. "Seguiremos movilizándonos por un sistema de protección social digno, público y gratuito", han insistido.

EL DEBATE

Durante el debate, la parlamentaria del PNV Amaia Arregui ha defendido que la proposición de ley que han presentado junto al PSE para la garantía de ingresos y para la inclusión "es mucho más ambiciosa" que las modificaciones previstas en la ILP, ya que "revisa la ley en su totalidad, dotando a la propuesta de reforma de coherencia y de pleno sentido respeto al todo".

No obstante, ha aclarado que el hecho de que no se haya tomado en consideración esta ILP "no quiere decir que las pretensiones en la misma recogidas queden en el limbo", ya que "los partidos que compartan dichos planteamientos, podrán hacerlos suyos y presentarlos como enmiendas a la proposición de ley".

Desde el PSE, Gloria Sánchez ha explicado que rechazan esta ILP "en coherencia con las dos propuestas a las que afectaría" como son la Ley de Vivienda -en proceso de desarrollo reglamentario-,

y la

proposición de ley para la garantía de ingresos y para la inclusión presentada junto al PNV.

"En ambas, han tenido una importancia sustancial las aportaciones de todos los colectivos sociales porque los socialistas creemos en la participación ciudadana a la hora de encauzar nuestras normas. No despreciamos ni una sola reflexión. Podemos compartirlas, podemos aproximarlas, pero no tiramos a la basura ninguna de las aportaciones", ha defendido antes de señalar que espera que el debate sobre la RGI se "desbloquee finalmente y podamos discutir, constatar y acordar".

La parlamentaria del PP Laura Garrido, por su parte, ha acusado al Gobierno Vasco de "no cumplir su compromiso" de presentar el proyecto de ley de modificación de la Ley para la Garantía de Ingresos y la Inclusión Social y le ha acusado de no ser diligente al "no asumir su responsabilidad de traer un proyecto de ley sobre una cuestión tan relevante". Para el PP, "el diagnóstico está realizado y lo que falta es poner soluciones encima de la mesa", por lo que espera que en los próximos meses se celebre un debate "sincero y constructivo" en torno a esta cuestión.

A favor de la ILP se ha pronunciado la parlamentaria de EH Bildu Nerea Kortajarena, que ha defendido que esta ILP ofrece al Parlamento la "oportunidad de parar, reparar e incluso reorientar" las actuales políticas sociales, y ha advertido a los grupos en el Gobierno de que "difícilmente se llega a acuerdos a portazos y, sobre todo, sin ni siquiera escuchar lo que las personas tienen que decir". "Es verdad que el Gobierno, los grupos que lo sostienen, trajeron una propuesta de reforma de ley de la Renta de Garantía de Ingresos, una propuesta sin garantía", ha indicado.

También ha mostrado el apoyo a la ILP la parlamentaria de Elkarrekin Podemos Tinixara Guantxe, quien ha recordado que el Parlamento lleva "meses, incluso años", debatiendo acerca de las necesarias reformas del RGI y de Lanbide y "no consiguen ponerse de acuerdo", por lo que ha pedido "no cerrar el acceso" a quienes se acercan para "aportar soluciones de avance".

Asimismo ha señalado que la propuesta de reforma de la RGI presentada por los grupos en el Gobierno se encuentra "bloqueada" porque "no le gusta a nadie, solo les gusta a ustedes porque la han elaborado ustedes en reunión con ustedes mismos".

Consulta aquí más noticias de Álava.