Macro operación contra la falsificación de productos en Alicante
Macro operación contra la falsificación de productos en Alicante CNP

La operación, que se ha desarrollado durante los últimos tres meses en las localidades de Benidorm y Dénia, ha permitido intervenir cerca de 200.000 efectos presuntamente falsificados que aparentaban ser auténticos de reconocidas marcas de prestigio nacional e internacional y que se vendían en establecimientos y puestos de venta ambulante. Los arrestados carecían de facturas o albaranes de compra que acreditaran la procedencia del producto y el precio de adquisición.

Los investigadores tuvieron conocimiento de la posible venta al consumidor de productos, aparentemente falsificados, a precios muy reducidos de los que deberían corresponder a los artículos de este tipo en los establecimientos de venta legalmente habilitados.

COPIAS CASI IDÉNTICAS

Los agentes recabaron información sobre los establecimientos y puestos concretos de venta ambulante donde presuntamente vendían efectos a precios de "chollo". Una vez determinados los puestos de venta ambulante y establecimientos donde presuntamente se vendían efectos falsificados, los agentes contactaron con los representantes de las marcas perjudicadas para verificar la falsedad de los productos y comprobaron que eran "copia casi idéntica" a los originales, con "enorme similitud" tanto de los acabados como de los materiales de fabricación.

Los expertos y peritos representantes de las diferentes marcas perjudicadas atestiguaron la falsedad de estos productos por carecer de alguna de las diferentes medidas de seguridad que los originales presentan, así como de las etiquetas preceptivas de las marcas o los símbolos de productos registrados que deben llevar, por lo que los agentes establecieron un dispositivo policial para detener a los presuntos autores e intervenir todos los efectos.

Los despliegues policiales se realizaron en diferentes establecimientos y puestos de venta ambulante de las localidades de Benidorm, Denia y también en Manises. En esta última localidad valenciana el registro tuvo lugar el pasado 4 de febrero.

Fruto de las inspecciones, los agentes y expertos de las marcas implicadas comprobaron que los propietarios de los establecimientos carecían de cualquier tipo de factura o albarán de compra que acreditara la originalidad y procedencia del producto, así como el precio de adquisición.

DETENIDOS DE CUATRO NACIONALIDADES

Entre los productos intervenidos destacan relojes, mecheros, bolsos, complementos de telefonía móvil y electrónica, pilas, carteras, zapatillas, ropa de vestir o deportiva. Los detenidos, de nacionalidades española, china, marroquí y senegalesa, fueron puestos en libertad tras prestar declaración en dependencias policiales, a la espera de ser citados por la autoridad judicial correspondiente.

Según la Policía, el comercio de mercancías falsificadas en España "representa un alto porcentaje del comercio europeo y supone un importantísimo perjuicio económico para todas las empresas".

La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), encargada del registro de las marcas comunitarias y de los dibujos y modelos comunitarios, "advierte del riesgo económico que supone consumir productos falsificados y pirateados".

En España, los sectores intensivos en Derechos de Propiedad Industrial e Intelectual generan un 23,2 por ciento de los puestos de trabajo, lo que supone más de cuatro millones y medio de empleos, así como el 34,8% de la actividad económica total (PIB) del país.

En la Unión Europea, los sectores intensivos en Derechos de Propiedad Industrial e Intelectual generan uno de cada tres empleos y el 39% de la actividad económica total (PIB), valorada en 4,7 billones de euros. Estos sectores representan el 90% de la actividad comercial de la UE con el resto del mundo y la remuneración media que proporcionan es un 40% superior a la remuneración en sectores no intensivos.

Consulta aquí más noticias de Alicante.