La senadora del PP Esther Muñoz ha pedido perdón tras decir en el pleno de la Cámara Alta que los 15 millones de euros que destinará de su presupuesto a la Memoria Histórica, es para "crear una verdad de Estado" y para que "desentierren unos huesos". Muñoz fue abucheada en el Senado tras estas polémicas declaraciones.

Este miércoles la senadora del PP por León ha pedido disculpas a quien haya podido ofenderse y ha asegurado que no quería reírse de las víctimas del franquismo. Muñoz ha rechazado dimitir por "no haberse expresado adecuadamente".

"Asumo la responsabilidad por no haberme expresado bien", ha declarado en los pasillos de la Cámara Alta tras lamentar que "por una limitación" suya no hubiera logrado explicar correctamente. Ha insistido en que en sus polémicas declaraciones nunca habló de "cunetas" y dice que su intención era pedir al Gobierno que se olvide de la exhumación de Franco.

Muñoz ha acudido al pleno del Senado y ha visto desde su escaño cómo en el debate de la primera moción del orden del día los portavoces del PSOE, Unidos Podemos y Compromís le han reclamado su renuncia por entender que había "insultado, ridiculizado y frivolizado" con las víctimas del franquismo con sus palabras en la sesión de control.

No es la primera polémica de Muñoz

No es su primera polémica sobre la Memoria Histórica y la exhumación de Franco. De hecho, en agosto de 2018 y en una conexión con el programa de Antena 3, Espejo Público, así justificó la senadora que el PP se oponga a la exhumación: "Como comprenderá, con 33 años que tengo, sacar a una persona que lleva enterrada allí 43 años, a mí ni me va ni me viene".

Con el feminismo también tuvo líos. En un pleno en el Senado en noviembre de 2018, la portavoz de Justicia del PP en la Cámara mostró su rechazo a la propuesta de vincular los delitos sexuales a la falta de consentimiento expreso, con lo que "el consentimiento tácito puede implicar una violación", y acusó al Gobierno de "estar comprando un discurso de odio al hombre".

La senadora decía estar preocupada como mujer, como hermana de dos varones y como abogada y se ha preguntado si "los hombres no pueden ser agredidos sexualmente". "El feminismo no es eso, no se defiende a las mujeres quitando derechos a la mitad de la población".

También fue muy sonada su entrevista con el periódico Libertad Digital por sus opiniones sobre Vox. Muñoz aseguró que ella no cree que Vox sea un partido de extrema derecha. "Yo no creo que VOX sea un partido de extrema derecha ni fascista".