Madonna en 2016
La cantante Madonna posando en septiembre de 2016. GTRES

Madonna será honrada con el premio al Defensor del Cambio de los Premios Glaad por su contribución en favor de la comunidad LGTB durante sus más de 35 años de carrera musical.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de GLAAD (@glaad) el5 Feb, 2019 a las 6:29 PST

Glaad, Alianza Gay y Lésbica contra la difamación, se dedica a luchar por los derechos de la comunidad LGTB. Madonna será la segunda persona galardonada con este premio, después de que le fuera otorgado a Bill Clinton en 2013. La celebración se llevará a cabo el día 4 de mayo en Nueva York.

La intérprete de Hung Up comenzó 2019 dando un discurso en favor a la comunidad LGTB en el famoso local Stonewall. Actualmente, se encuentra trabajando en su nuevo disco, su decimocuarto disco dentro de una carrera plagada de éxitos.

Icono gay

Madonna es uno de los iconos LGTB más importantes de la historia, es fundamental su papel en cuanto a la normalización del colectivo y de cómo siempre ha mostrado su apoyo a la comunidad homosexual. Madonna y el público gay han ido de la mano prácticamente desde que comenzó su carrera, en palabras de la diva: "Yo no tendría una carrera si no fuera por la comunidad gay".

En cuanto a su propio trabajo, su videoclip Express Yourself  le colocó con una figura venerada dentro del mundo homosexual, el tema se convirtió en un himno absoluto para la comunidad.

Con su recuperación del vogueing, tendencia de baile homosexual que predominaba a finales de los ochenta en los locales gays, en su tema Vogue, se marcó otro tanto. Trasladó una tendencia propia del mundo homosexual y la llevo al éxito absoluto, todo esto como homenaje a la comunidad gay.

Sus fantasías sexuales fueron liberadas en el videoclip de Justify My Love, donde aparecía besando a mujeres, hombres y desatando una revolución sexual en la que su posición de icono gay llegó a uno de sus momentos más álgidos.

Su criticado Sex, ahora libro de culto en cuanto a la revolución sexual se refiere, llevaba más aún esa revolución sexual. En el aparecía, por ejemplo, liándose con Naomi Cambell. Llevó sus fantasias sexuales a su punto más alto.

Hay que destacar también en 2003 cuando besó a Britney Spears y Christina Aguilera, ya convertida en un icono gay absoluto y haciéndose con el beso lésbico más famosos de la historia.

En 2010 mostró junto a Ellen Degeneres su preocupación acerca de bullying, en especial acerca de los jóvenes gays que se habían quitado la vida.

El videoclip de Girl Gone Wild nos volvía a recuperar una tendencia de baile, mostrándosela al gran público. Se trataba de la banda ucraniana Kazaky que eran hombres que bailaban sobre tacones a su al rededor, en resumen el vídeo fue uno de sus homenajes más evidentes a la comunidad LGTB.

En su paso por Rusia durante el MDNA Tour llegó a ser incluso multada por promover la homosexualidad, ella misma reclamó los derechos de los gays en pleno concierto durante su parada en San Petesburgo: “Tenemos que luchar por los derechos para ser libres. La comunidad gay y la gente gay, aquí y por todo el mundo, tiene los mismos derechos”.