La mujer de Antonio David desvela su calvario
La mujer de Antonio David desvela su calvario EP

Antonio David Flores ha sido captado por los paparazzi con la cabeza rapada y una revista del corazón ha publicado las imágenes en exclusiva. "Ante la amenaza de quedarse calvo, se ha puesto pelo", recoge Diez Minutos. Rafa Nadal, Iker Casillas, David Beckham o el príncipe Enrique de Inglaterra son otros famosos a los que les escasea la cabellera.

La revista asegura que "los desagradables acontecimientos vividos en los últimos meses han hecho mella en el físico" del exguardia civil. Concretamente, la denuncia por malos tratos que le puso su exmujer Rocío Carrasco y por la que podría haber terminado en la cárcel.

La doctora Bettina Tiravanti, de Clínicas Dorsia, explica al diario 20minutos en qué consiste el trasplante capilar que se ha hecho Antonio David.

La técnica se llama Fue y, en el caso del ex de Rociíto, le han "trabajado toda la zona frontal anterior, reforzando la primera línea de implantación del pelo, manteniendo unas entradas sutiles y rediseñando parcialmente la zona temporal".

De esta forma, "logrará aumentar la densidad y mejorará toda su imagen frontal", señalan desde la clínica. Los precios de estos tratamientos son a partir de los 3.000 euros y ya no es necesario viajar a Turquía para obtener buenos resultados a un precio adsequible.

Existen varias técnicas para los problemas de alopecia siendo los microinjertos los más demandados. Consiste en la implantación del propio cabello del paciente, extraído de una zona poblada, sana, para injertarlo en otra en la que no tenga pelo.

Hay dos técnicas diferentes de microinjertos: Fuss y Fue. La primera está recomendada para calvicies severas y se extrae una tira del cuero cabelludo de la región occipital. Luego, se fragmenta en pequeños injertos que contienen de 1 a 4 folículos.

La manipulación y el preparado de los injertos es, en este caso, un proceso muy meticuloso que requiere de un microscopio estereoscópico. Es necesaria anestesia local y sedación.

El segundo tratamiento, menos invasivo, es el Fue y consiste en coger folículos pilosos de manera individual y sin dejar cicatrices. Se usa anestesia local y se hace con un bisturí cilíndrico, mediante el cual se obtienen uno a uno los injertos.

Se usa para tratar los problemas de alopecia común tanto masculina como femenina.