José Ortega Cano y su mujer, la diseñadora Ana María Aldón, no descartan tener otro hijo y darle un hermanito al niño que tienen en común, José María, de 5 años. Así lo han dejado caer este viernes durante la Feria Internacional de la Moda Infantil en Madrid, donde han confesado que les gustaría ampliar la familia.

Al acercarse a hablar con la prensa y ser preguntados sobre la posibilidad de traer al mundo otro bebé, se mostraron muy ilusionados tal y como reflejó Ana María Aldón: "Sí, estamos muy animados".

El torero, por su parte, se mostró algo más precavido y afirmó que "todo es lo que Dios quiera, ¿no? Muchas veces uno desea algo y después las cosas salen al revés. Es mejor dejarlo como Dios quiera". Y titubeó: "Nos da igual lo que fuera, o sea que si fuera así, estaríamos encantados "en relación al sexo del bebé.

La pareja se conoció en uno de los peores momentos de Ortega Cano, cuando entraba en prisión condenado a dos años, seis meses y un día por el grave accidente de tráfico que sufrió en 2011 y que le costó la vida a Carlos Parra.

Años después, ambos se casaron en secreto el pasado mes de septiembre.