Arabia Saudí prohíbe a los hombres trabajar en tiendas de lencería

La medida, impuesta por el Ministerio de Trabajo, tampoco les permite atender en comercios de accesorios femeninos
Las tiendas para mujeres serán terreno prohibido para los hombres en Arabia Saudí. El Ministerio de Trabajo del país ha establecido una ley por la que prohíbe a todos los varones trabajar en tiendas de lencería, ropa interior femenina y accesorios para la mujer, según informó ayer la prensa del reino.

La medida se acabará de aplicar en dos años como máximo y desde el ministerio se instó a los comercios de lencería a emplear únicamente a mujeres saudíes en el próximo año. Los establecimientos de ropa y accesorios tendrán dos años para cumplir con la nueva normativa. Para «evitar la interacción con los hombres», tendrán que contar con carteles informativos que dejen claro que son «sólo para mujeres» y escaparates que impidan verse desde el exterior.

Estos empleos estarán también prohibidos para extranjeros, a los que no se les permitirá trabajar en sectores restringidos a saudíes.

A la sombra permanente del varón

Ni cines, ni teatros, ni música, tanto para hombres como para mujeres. Arabia Saudí es el país de las prohibiciones, y el sexo femenino se lleva la peor parte: la mujer es considerada «menor de edad» en cuestiones legales y para cualquier trámite necesita el permiso de un varón de la familia. Tampoco puede pilotar aviones ni conducir un coche. En 1990, 47 mujeres que se pusieron al volante como protesta, fueron detenidas, despedidas del trabajo y se les impidió viajar al extranjero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento