El tribunal considera acreditado que el sospechoso inició una discusión el 11 de agosto de 2016 con la víctima cuando arreglaba su pozo y le propinó por la espalda un golpe con una manguera, tras lo cual le dijo: "Te voy a matar". Instantes después, cuando su cuñado se encontraba en el interior del portal de su casa, el acusado lo atacó con una hoz.

Los magistrados destacan en la sentencia que actuó "con ánimo de acabar con su vida", pues la agresión se produjo "por la espalda" y la víctima no pudo reaccionar. "Le asestó un golpe en la zona de la nuca con la parte cortante de la hoz provocando que cayese al suelo, le propinó una patada y abandonó el lugar de manera inmediata", relata el tribunal.

Como consecuencia de la agresión, el afectado tiene como secuelas dolores cervicales, limitación de la movilidad de la columna y una cicatriz en la cabeza.

La Audiencia también le impuso al hombre la prohibición de comunicarse y aproximarse a su cuñado durante 15 años, así como el abono de una indemnización de 29.170 euros.

A la hora de dictar la pena, tuvo en cuenta la atenuante de embriaguez, pues el imputado tenía levemente mermadas sus facultades mentales como consecuencia de la ingesta de bebidas alcohólicas.

Consulta aquí más noticias de Lugo.