Carne
Imagen de dos piezas de carne de ternera. GTRES

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) ha confirmado la llegada a España de 367,58 kilos de carne de vacas enfermas exportada por Polonia, distribuida en Baleares, País Vasco y Madrid. Las partidas enviadas ya han sido retiradas por el distribuidor, según ha anunciado el Ministerio de Sanidad.

En una nota, la Aecosan ha explicado que el pasado martes Polonia notificó, a través del RASFF (Sistema Rápido de Alerta de Alimentos y Piensos), un expediente después de que la empresa ELKOPL sp. Z. o. o. informase de que no tenía constancia de que se hubieran cumplido los procesos de inspección post mortem en la carne producida los días 10, 11, 12 y 14 de enero, han informado fuentes del Ministerio de Sanidad. Ello motivó que las autoridades polacas suspendieran la autorización a la citada empresa.

La carne procedente de esa empresa se envió a una planta de despiece, también en Polonia, desde donde se exportó a destinatarios en Estonia, Finlandia, Francia, Hungría, Lituania, Portugal, Rumanía, Suecia y España, en las comunidades de Baleares, País Vasco y Madrid.  

Los listados de distribución suministrados a través del RASFF incluyen las empresas destinatarias en España, nombre de producto enviado y fechas de envío y, según la información recibida, la cantidad total de 367,58 kilos.

Este jueves se ha modificado el expediente como 'Notificación de información para seguimiento' (el segundo escalón de menor gravedad en el sistema de alerta) y se ha clasificando el riesgo como 'no decidido'.

Partidas retiradas

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha informado este viernes de que la alerta sanitaria es "preventiva" y la empresa distribuidora ya ha retirado las partidas con destino Baleares, Madrid y País Vasco.

Así lo ha indicado Carcedo en declaraciones a los medios momentos antes de participar en las V Jornadas de Salud de Baleares en el Palacio de Congresos de Palma. La ministra ha aclarado que la alerta se ha activado porque no consta que la carne haya pasado los controles obligatorios, pero no porque se haya detectado ninguna contaminación.