'El Pequeño Nicolás' tras declarar en el juzgado
Francisco Nicolás, tras declarar en el juzgado. EUROPA PRESS

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como 'Pequeño Nicolás' ha vuelto al escenario público con un proyecto político que quiere alzar en las próximas elecciones europeas. 

Gómez ha asegurado a El Español que la próxima semana tendrá listos los estatutos de 'Influencia Joven', el partido "para millennials" que ha diseñado él mismo y bajo el que concurrirá a las europeas en mayo para representar a la "generación más preparada que quiere ver su esfuerzo recompensado".

"Un partido con ideas"

Dicho medio afirma que en el proyecto, el polémico 'Pequeño Nicolás' ya habría reunido a "jóvenes españoles y europeos que consideran que tienen la responsabilidad de hacer que la juventud despierte y reclame lo que le pertenece", entre quienes destacarían influencers, gente del ámbito de la educación, médicos, empresarios hoteleros y un famoso humorista.

Algunas de las medidas de este proyecto "no político", un partido "sin ideología sino con ideas", serían reducir el IRPF a los jóvenes de entre 18 y 35 años (la generación a la que quiere contentar Gómez), crear un Ministerio de Emprendimiento y clases de nutrición en colegios e institutos.

El joven saltó a escena en 2014 tras conocerse que había construido en torno a su persona una identidad falsa, haciéndose pasar por miembro de la Vicepresidencia del Gobierno del Partido Popular o de Casa Real. 

Investigado por la Justicia

De esta forma, el 'Pequeño Nicolás' se introdujo en el ámbito empresarial y político gestionando negocios y acudiendo a eventos de todo tipo. Su detención dio paso a una amplia investigación que continúa en la actualidad, y por la que se enfrenta ahora a seis años de prisión acusado de usurpación de funciones públicas, malversación, cohecho y falsedad.

La Audiencia Provincial de Madrid ha fechado el juicio contra el joven para el próximo 20 de mayo, fecha que coincidiría con los comisios europeos.

No sería, en cualquier caso, la primera vez que Francisco Nicolás Gómez si sienta en el banquillo. En 2015 el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) le llevó ante el juez acusado de los delitos de injurias y calumnias al organismo por unas declaraciones que el joven había lanzado, asegurando que le habían "pinchado el teléfono móvil" de manera ilegal. 

Tras condenarle al pago de 4.320 euros de multa, la Audiencia reabrió el caso en 2018 y Gómez volvió a ser llamado a declarar. Finalmente, quedó absuelto al alegar trastorno de la personalidad.