Mantas recogidas ante el barco Open Arms.
Mantas recogidas ante el barco Open Arms. OPEN ARMS @OPENARMS_FUND

Un grupo de más de 50 organizaciones y plataformas, incluyendo Oxfam Intermón, ha publicado una carta abierta a los gobiernos de la UE, acusándoles de ser "cómplices" de las muertes de migrantes en el Mediterráneo.

Oxfam Intermón denuncia que dos años después del acuerdo migratorio entre Italia y Libia, respaldado por la UE, más de 5.300 mujeres, hombres, niñas y niños han muerto en el Mediterráneo y un número aún mayor acaba en los campos de detención de Libia.

Así, aseguran que el peligro en el mar es cada vez mayor, y los guardacostas de Libia devuelven a su territorio a muchas personas que no ven respetados sus Derechos Humanos.

Las ONG afirman que algunos estados miembros de la UE han "forzado intencionadamente" a parar las labores de salvamento a muchas de las organizaciones que realizan operaciones de búsqueda y rescate. "Los gobiernos han formulado acusaciones infundadas contra los buques que operan en el Mediterráneo y les han impedido abandonar sus puertos", recuerda la carta.

Así, señalan hace ahora un año había cinco organizaciones que realizaban búsquedas y rescates de personas en dificultades, mientras que ahora sólo hay una.
"Los países de la UE están haciendo del Mediterráneo un cementerio marino como una cuestión política deliberada" afirma el asesor de política migratoria de Oxfam en la UE, Raphael Shilhav : "Deben permitir a los barcos de búsqueda y rescate atracar en sus puertos, desembarcar a personas rescatadas y regresar al mar para salvar la vida de las personas, de conformidad con el derecho internacional. Todo intento de impedir su trabajo inevitablemente llevará a más muertes y será contrario a los valores humanitarios de Europa ".

Piden a España que no impida operaciones de rescate

Oxfam Intermón ha pedido específicamente al ministro Grande Marlaska que en la reunión de ministros de Interior y Justicia del próximo 6 de febrero recupere el espíritu del inicio de la legislatura, cuando el gobierno acogió a los cientos de personas que viajaban en el Aquarius, y que por tanto rechace cualquier propuesta encaminada a detener las operaciones de rescate y salvamento.

"Acciones como la retención del barco Open Arms señalan un cambio radical en la política de migración, que ha pasado de la defensa de los derechos humanos y los valores solidarios al abandono de las personas vulnerables que arriesgan su vida en el Mediterráneo", advierten.

En el mismo sentido, piden que España permita la llegada a sus puertos de personas que vienen en condiciones infrahumanas y buscan asistencia y protección.

Más de 5.300 muertos en dos años

Según Intermón, desde que se llegó al acuerdo migratorio con Libia, más de 5.300 personas han perdido la vida en todo el Mar Mediterráneo, 4000 de ellas en el mediterráneo central.

Oxfam y las demás ONG firmantes de la carta conjunta piden a los gobiernos de la UE que dejen de devolver a Libia a los migrantes rescatados en el mar. Las organizaciones afirman que los estados miembros de la UE no deben permitir abusos como la detención arbitraria en Libia y estar dispuestos a suspender la cooperación con los guardacostas libios si no cumplen con esas condiciones. Por último, las ONG demandan que los gobiernos de la UE apoyen las operaciones de búsqueda y rescate y garanticen que las personas rescatadas en el mar puedan llegar de forma segura y sin demora a Europa.