Los 'Woolman', en 'First dates'.
Los 'Woolman', en 'First dates'. CUATRO

Cuando los espectadores creen que ya lo han visto todo en First dates, el programa de Cuatro se empeña, día a día, en quitarles la razón recibiendo en su restaurante a los personajes más extravagantes que se pueden imaginar. En el programa de este jueves, los protagonistas fueron Los Woolman, una 'familia' formada por artistas, travestis y activistas de Barcelona que iban vestidos con máscaras de nylon, que más que a buscar pareja parecían una banda de atracadores de bancos.

Nada más entrar, Carlos Sobera les recibió con un "¡la madre que me parió!" y advirtió al resto del equipo del programa diciéndoles que "no se asuste nadie". Nandy, uno de sus miembros, explicó el porqué de su look: "Nos denominamos Artistas Travestis Activistas porque, independientemente de la persona que haya debajo de esta piel sea un hombre o una mujer, interpretas a un drag".

La catalana fue la que acudió al local para buscar pareja, y en su presentación admitió que "el día que me puse unos tacones para salir, me cambió la vida". Además, ir con la máscara de nylon le ha hecho triunfar en el amor más de una vez: "Ligo más con la ella puesta porque soy tremendamente sexy, sobre todo para los chicos heteros. Soy muy fogosa y necesita a una persona que bese bien, porque mientras beso, medito y me voy a otro mundo", reconoció. Mientras esperaba a su cita, el resto de la 'familia' se fue a la terraza para ver desde un monitor la cena de su compañera.

Por su parte, Lluis llegó admitiendo que "no me interesa nada lo tradicional porque los estereotipos te fuerzan desde fuera. Espero a una persona, me da igual chico o chica porque no me gustan las etiquetas". Al ver a Nandy, el catalán le confesó que "te conozco por Instagram" y le dijo que "toda tu indumentaria me parece de un atrevimiento, de una rebeldía social y una valentía impresionante".

Durante la cena comentaron las diversas actuaciones que realizan Los Woolman, sobre sus opiniones acerca de la libertad sexual, que cuando hablan incluyen a los dos géneros cuando hablan, sobre su look: "Hay gente a la que le encanto, y otros que son incapaces de mirarme a la cara", reconoció Nandy, a lo que Lluis le contestó que "eres una valiente. Vas más allá de los estereotipos de belleza y me parece muy interesante".

"En cuanto al sexo, soy muy disfrutona", admitió Nandy ante la sonrisa pícara de Lluis. "Me gusta que disfrutemos los dos. Yo juego a devorarte", añadió. El catalán, encantado, comentó que "me ha gustado mucho que me diga que me va a devorar porque ahí sí que me he imaginado cosas...".

Al final, ambos decidieron tener una segunda cita para conocerse mejor y porque "tenemos muchas cosas que hacer juntos", admitió él. "Ni me lo pienso, volvería a quedar con Lluis sí o sí por lo libre que me has hecho sentir y me encanta tu forma de ver la vida", admitió Nandy. Y cerraron la cita con un beso a través de la máscara.