Álvaro Pérez 'El Bigotes' en imagen de archivo
Álvaro Pérez 'El Bigotes' en imagen de archivo EUROPA PRESS - Archivo

El cabecilla de Gürtel, Álvaro Pérez, conocido como El Bigotes, ha declarado este jueves en la Audiencia Nacional que todos los contratos que fueron adjudicados a la empresa de la trama en Valencia, Orange Market, lo fueron por orden del expresidente valenciano Francisco Camps o con su conocimiento.

No obstante, en su declaración ante el juez del caso Gürtel, José de La Mata, ha querido aclarar que por esas adjudicaciones no hubo contrapartida, no fueron a cambio de algo, según fuentes presentes en la declaración.

Respecto a los contratos por los que ahora se investiga a Camps, que declara mañana como imputado, El Bigotes ha comentado que el expresidente valenciano le dijo que le daba el contrato de Fitur 2009 en noviembre de 2008 cuando iban juntos paseando cerca de la casa de Camps.

Según El Bigotes, Camps estaba al tanto de todos los contratos que daba la Generalitat a Orange Market y daba las órdenes para su adjudicación.

No conocía los detalles

Durante el interrogatorio, que ha durado más de tres horas,  ha negado que esos contratos concedidos a Orange Market por parte de la Generalitat Valenciana fueran pagos encubiertos por la deuda que tenía esta empresa de eventos con el PP.

Él, ha apuntado, ejercía de comercial para las empresas de la Gürtel en Valencia y se limitaba a eso, sin entrar en los detalles de los contratos ni el papeleo.

Ha reconocido además haber cambiado su versión respecto a previas declaraciones en el juzgado de instrucción de Valencia que lleva el caso de la Fórmula 1 porque ha cambiado de abogado y el nuevo letrado le ha aconsejado decir toda la verdad. Antes, ha puntualizado, no contaba todo lo que sabía.

Financiación ilegal

Esta nueva estrategia quedaba plasmada esta semana en forma de carta remitida a la jueza de Valencia, Carmen García Mingo, que investiga las contrataciones de la Formula 1 y en la que El Bigotes señala que el portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, "tenía mando en plaza en las adjudicaciones y la financiación ilegal" del partido.

En el juicio, aseguró que Camps fue quién creó el sistema de financiación irregular del PPCV y que era el que decidía si se hacía una contratación de campaña electoral con empresas de la Gürtel.

Álvaro Pérez ha asegurado que la contratación de la Generalitat con Gürtel fue decisión de Camps, que mañana deberá responder por primera vez ante un juez de la Audiencia Nacional sobre estas adjudicaciones a la empresa Orange Market.