Las carreteras de Alicante no son todo lo seguras que deberían. Según los últimos datos, el año pasado se registraron 3.240 accidentes de tráfico en la provincia, casi nueve siniestros diarios, según la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) Son 172 accidentes más que en 2006 (un 5,6% más).

Las vías más peligrosas de la provincia son la circunvalación de Benidorm en su cruce con L’Alfàs del Pi, según la AUGC, y el trayecto de la N-340 entre Albatera y la localidad murciana de Santomera, que, según corrobora el RACE, es el más peligroso del país. «Otro tramo muy peligroso es el km. 46 de la N-332, en la costa de Orihuela», apuntan desde la AUGC.


Bajan las víctimas

La elevada tasa de siniestralidad tuvo consecuencias nefastas. Pese a que hubo más siniestros en 2007, el número de víctimas mortales descendió en cinco personas (de 107 a 102). Además, 624 personas resultaron heridas graves y 2.580 heridas leves. Salieron ilesas 3.585 personas.

Al igual que con el número de víctimas mortales, el número de heridos graves también descendió de un año a otro (en 2006 hubo 696) Sin embargo, la cantidad de heridos leves subió en 2007 (se pasó de 2.449 a 2.580)

Tanto fuentes de AUGC como de la Policía Local coinciden en afirmar que el incremento del número de accidentes de tráfico en las carreteras de la provincia durante el último año «se debe al crecimiento del parque automovilístico, a las distracciones al volante y la ingesta de alcohol, sobre todo».

Peligroso circular junto a las obras

Los conductores alicantinos deben ir con cuidado, para evitar accidentes, cuando circulen cerca de las numerosas calles y vías donde hay obras, que abarrotan la ciudad.

En la actualidad hay que extremar la precaución al volante alrededor de la avenida de la Estación, Bulevar del Pla y avenida de las Naciones (por las obras del tranvía), calle Pinoso (renovación de aceras), avenida de Dénia (ampliación y soterramiento de la vía) y la avenida de la Costa Blanca (trabajos del colector).

Más información en www.alicante.es.