Huelga de autobuses
Colas en las paradas de autobuses (FOTO: JORGE PARÍS) JORGE PARÍS

La tercera jornada de huelga de autobuses con paros parciales en las horas punta (de 06.30 a 9.00 horas y de 17.00 a 19.30 horas) terminó tranquila después de que se cumplieran los servicios mínimos fijados y se redujeran los incidentes con los vehículos a sus salidas de cocheras.

Según la Empresa Municipal de Transportes (EMT) esta vez, a diferencia del pasado lunes, sí que han salido las rutas establecidas, en concreto, un 50% de servicio en las líneas que coinciden con el Metro y un 60 por ciento en las que no pasan por paradas del suburbano, y a pesar de que se han producido aglomeraciones en ciertas marquesinas con líneas que normalmente tienen mucha afluencia de gente, la situación se mantuvo tranquila.

Se produjeron roturas y pintadas de los espejos retrovisores
En cuanto a las incidencias, la EMT aseguró que
se produjeron las "típicas" por la mañana en las salidas de las cocheras , como la rotura y pintada de los espejos retrovisores que impedían que varios vehículos saliesen. Por su parte, los sindicatos aseguraron que estas incidencias han sido "testimoniales" y "apenas apreciables".

Respecto al seguimiento por parte de los trabajadores, según la empresa, ha sido de un 40% mientras que los representantes de los empleados indicaron que ha sido de un "escrupuloso cien por cien".

Nuevo paro el viernes

El calendario aprobado por los trabajadores apunta a nuevos paros completos el próximo viernes, y los días 3 y 7 de marzo. De no lograrse antes un acuerdo con la Dirección sobre el convenio, habrá además paros parciales.