La prostitución en Miribilla ha desaparecido repentinamente. Tras las últimas protestas vecinales, la Policía Nacional ha llevado a cabo dos redadas este mes en las que detuvo a 14 prostitutas, según fuentes policiales.

En la segunda operación, el 14 de febrero, tres de las mujeres fueron repatriadas por ser inmigrantes sin papeles. El resto de mujeres que hacían servicios en este barrio de Bilbao no han vuelto a aparecer por la zona.

Pero los vecinos temen que el fenómeno vuelva, por ser el lugar muy atractivo para el cliente. No es marginal, está próximo a la salida de Bilbao y aún conserva recovecos en los que protegerse de las miradas, por las obras, calles deshabitadas...

Hasta las redadas policiales, una veintena de jóvenes nigerianas ejercían la prostitución cada noche de viernes y sábado. Entre semana también había cierto movimiento, según explica Carlos Gómez, de la asociación vecinal.

El Ayuntamiento de Bilbao está preparando una ordenanza que regule la prostitución. Estudia una normativa que erradique el oficio en vía pública mediante sanciones a prostitutas y clientes. Espera tenerla lista para antes de verano.

Barcelona aprobó en diciembre de 2005 un reglamento similar, que sanciona con multas que llegan a 3.000 euros el sexo pagado en la calle.

La prostitución en España se mantiene en un vacío legal. La asociación de vecinos de Miribilla pide una mesa entre Ayuntamiento, ciudadanos y Askabide (asociación en apoyo a las prostitutas) para buscar una solución.