Un individuo fue detenido hoy en Melilla después de incendiar su coche con una bombona de gas butano en su interior para evitar que fuera embargado el automóvil por la Justicia, un arresto que se produjo debido al riesgo que pudo conllevar su explosión en una zona muy habitada de la Ciudad Autónoma.

Según informó el portavoz de la Consejería de Seguridad Ciudadana, los hechos ocurrieron esta madrugada en el cruce entre las calles Ferrol e Infanta Elena cuando la Policía Local fue advertida por los vecinos de que estaba saliendo humo del interior de un turismo estacionado.

En el interior del vehículo se encontraba una bombona de butano con el difusor abierto

Al lugar se trasladó urgentemente una patrulla de este cuerpo de seguridad, que para evitar que el incendio se pudiera propagar a los vehículos que se encontraban estacionados o a los edificios próximos, procedieron a romper un cristal y apagar el fuego con el extintor de la dotación policial.

Posteriormente los agentes dieron aviso al servicio de Bomberos que terminó de apagar el fuego y asegurar la zona. Según el portavoz policial, una vez controlado el incendio "los agentes comprobaran que en el interior del vehículo incendiado se encontraba una bombona de butano con el difusor abierto, con el riesgo que ello entrañaba si hubiera llegado a explosionar y el que corrieron los policías al apagar el fuego.

Así, "una vez localizado el propietario del turismo incendiado, éste manifestó ser el autor del incendio, siendo al parecer el motivo por el que llevó a cabo esta acción a que le iban a embargar el vehículo" indicó el portavoz.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MELILLA