Normas del Ayuntamiento de Santander
Tampoco se pueden hacer acrobacias o juegos de habilidad con bicicletas, patines o monopatines. (ARCHIVO) ARCHIVO
El Ayuntamiento de Santander impondrá multas de hasta 3.000 euros a quien cace, mate o maltrate a los pájaros, y de 750 a los ciudadanos que tiren petardos o practiquen juegos en los espacios públicos que puedan provocar molestias.

Estas sanciones se recogen en la Ordenanza Municipal sobre Protección de la Convivencia Ciudadana y Prevención de Actuaciones Antisociales que el equipo de Gobierno del PP ha consensuado con la oposición y que será aprobada mañana por el pleno.

Se sancionará a los conductores cuando la música se escuche fuera del vehículo

La ordenanza, presentada hoy en rueda de prensa por el portavoz del equipo de Gobierno, Eduardo Arasti, define las conductas antisociales que degradan la ciudad y deterioran la calidad de vida y tipifica las infracciones y las sanciones correspondientes, las cuales irán desde 750 hasta 3.000 euros.

La filosofía de esta norma, según ha explicado Arasti, es que los ciudadanos respeten la convivencia y tranquilidad ciudadana y utilicen debidamente los bienes y servicios públicos. La norma prohíbe cualquier actuación que dañe o deteriore el patrimonio y las instalaciones municipales; talar, romper, zarandear los árboles o subirse a ellos; arrojar basura y papeles al suelo; encender fuego; bañarse o introducir animales en los estanques y fuentes, o emitir ruidos u olores molestos.

Se sancionará a los conductores cuando la música se escuche fuera del vehículo. La ordenanza también prohíbe "cantar o gritar por encima de los límites del respeto mutuo"; hacer explotar petardos, cohetes y cualquier otro artículo pirotécnico que pueda producir ruidos o incendios, y practicar juegos en los espacios públicos que puedan causar molestias.

Tampoco se pueden hacer acrobacias o juegos de habilidad con bicicletas, patines o monopatines. La normativa veta cualquier actividad en la vía pública que implique una estancia o uso anormal; que "represente acciones de presión o insistencia hacia los ciudadanos", o que perturbe la libertad de circulación o limite y obstruya el tráfico rodado; así como la realización de cualquier tipo de ofrecimiento o requerimiento, directo o indirecto, de cualquier bien o servicio cuando no se cuente con licencia.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SANTANDER