El inglés ha dejado de ser una asignatura específica para convertirse en la lengua cooficial, junto al valenciano y el castellano, de 212 colegios e institutos de la provincia de Valencia adheridos al Programa de Extensión del Trilingüismo (Pextri) de la Conselleria de Educación.

Este año se han matriculado en estos centros un total de 37.198 alumnos, un 15% del total de infantil, primaria y secundaria, más del doble de los que se matricularon en los 153 centros incluídos en el Pextri en el curso 2003/04 (16.020 alumnos).

Los alumnos pueden cursar asignaturas en otros idiomas
Gracias a este programa, los alumnos tienen la
posibilidad de estudiar diferentes asignaturas en otros idiomas, inglés mayoritariamente, o también francés y valenciano.

Así, además de las materias de idiomas, los escolares pueden dar educación física o artística en estas lenguas, en cuarto de infantil y primaria, al ser unas materias con un vocabulario más sencillo para los pequeños.

La iniciativa ya se ha extendido a Secundaria
En el caso del valenciano, también se pueden sumar matemáticas y religión. Aquellos que han hecho el programa en estos ciclos, pueden seguir desde este año en secundaria con historia, biología...

Usan vídeos y CD para aprender

Los medios y el material que destina la Conselleria de Educación para que los niños se manejen con los idomas son de lo más variados: cuentos, juegos, diccionarios, casettes, vídeos y CD son algunos. ElPextri comenzó a implantarse en primaria en el curso 1.998-99 en 50 centros. En el 2001/02, se amplió a cuarto de Educación Infantil con alumnos de cuatro años.


Manuel Tarragona. Su hija estudia en un colegio trilingüe.

«Los idiomas son el futuro»

Marta, la hija de Manuel Tarragona, estudia en el colegio público de Campanar. Este centro es uno de los 212 de la provincia de Valencia donde se aplica el Pextri y sus alumnos pueden ampliar sus horas de idiomas estudiando, en este caso plástica, en inglés o francés. Según Manuel, «la dirección del centro nos planteó en un Consejo Escolar la posibilidad de que nuestros hijos pudieran estudiar esta asignatura en otros idiomas y, como es lógico, nadie se negó».

Para Manuel, el manejo de los idiomas será esencial en el futuro de su hija: «Es muy importante porque va a competir en un mercado laboral muy exigente y todo lo que sea mejorar es bienvenido». Para Marta no está resultando muy complicado estudiar plástica en inglés, aunque «al principio, sí que costó un poco acostumbrarse».