Mujer muerta en Lavapiés
La calle Salitre, en Lavapiés, donde tuvo lugar el crimen (FOTO: J. PARÍS) JORGE PARÍS

La joven boliviana de 22 años asesinada tras recibir varias puñaladas ayer en Madrid por su pareja , de la misma nacionalidad, será repatriada a su país una vez finalicen las labores de investigación del homicidio, informó hoy fuentes del Consulado Boliviano en la capital. La madre de la víctima, que recibió la noticia en Miami (Estados Unidos), donde se encontraba visitando a otra de sus hijas, llegará mañana a España, después de que el Consulado arreglara los papeles para su entrada.

Era una persona culta, que había estudiado en una Universidad de Chile
Igualmente, el padre de la fallecida, que se encuentra en su ciudad natal de Santa Cruz (Bolivia), viajará a Madrid en las próximas horas con un visado especial por razones humanitarias. Según fuentes del Consulado, la joven muerta en la región tenía
regularizada su situación en España y se encontraba realizando prácticas administrativas en una empresa, después de terminar un master universitario en Madrid.

"Era una persona culta, que había estudiado en una Universidad de Chile, y responsable", indicaron. En principio, los familiares pagarán los costes de la repatriación, que ascienden a varios miles de euros. En caso de que no dispongan de recursos económicos, el Consulado se hará cargo del proceso, después de que terminen las investigaciones de las autoridades policiales y sanitarias españolas. Este es el primer caso es en el que una mujer boliviana muere a manos de su pareja en la región.

En abril de 2004, un joven español de 21 asesinó a una mujer boliviana de 24 años en Tres Cantos, pero ambos sólo se conocían de viajar en el mismo autobús varias veces. En cambio, el año pasado un joven español mató a su pareja, también de esta región andina, en Santiago de Compostela, después de romper la relación.