Europa legitima a Guaidó como piloto de la transición en Venezuela

Juan Guaidó, en el momento de dirigirse a la multitud.
Juan Guaidó, en el momento de dirigirse a la multitud.
EFE
El Parlamento Europeo ha reconocido este jueves a Juan Guaidó como presidente interino legítimo de Venezuela, tras constatar que el líder chavista, Nicolás Maduro, "ha rechazado públicamente la posibilidad de celebrar nuevas elecciones presidenciales" tras el ultimátum de la Unión Europea. Socialistas, liberales, conservadores y populares votaron a favor de dicha decisión, tal como habían anunciado. Con esto, la resolución ha sido aprobada por 439 votos a favor, 104 en contra y 88 abstenciones.

Juan Guaidó ya cuenta con el beneplácito del Parlamento Europeo. La Eurocámara reconoció este jueves al jefe de la Asamblea Nacional como "presidente interino legítimo" de Venezuela tras constatar que Nicolás Maduro no tiene intención de convocar elecciones presidenciales. Por tanto, tendrá que ser Guaidó el que encabece ese proceso, según la institución comunitaria.

La resolución, impulsada por los cuatro partidos mayoritarios en la Eurocámara y aprobada con 439 votos a favor, 104 en contra y 88 abstenciones, señala que el Parlamento reconoce a Juan Guaidó como presidente "de acuerdo a la Constitución de Venezuela" y expresa su "respaldo absoluto a su hoja de ruta". El presidente de la Cámara, Antonio Tajani, resaltó que son la primera institución europea en hacerlo de forma clara, e instó a la Comisión Europea y a los Estados miembros a adoptar la misma posición para que esta sea "única y fuerte" de cara al futuro.

Tajani recordó en una rueda de prensa que él mismo es periodista de formación y afirmó que, además de compartir personalmente esta posición, es ya "la voz de todo el Parlamento, la voz oficial, que reconoce como presidente interino al presidente de la Asamblea Nacional y pide la liberación de los periodistas presos por el régimen del señor Maduro".

En este sentido, la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini, recalcó que ningún embajador europeo asistió a la investidura de Nicolás Maduro para su segundo mandato presidencial, lo que consideró que "ya es una señal muy clara" de cuál es la postura comunitaria respecto al chavismo. Mogherini insistió en que la petición de la Unión sigue siendo la misma: "Claramente pedimos nuevas elecciones que sean justas, libres, supervisadas de diferente manera" que las que llevaron a Maduro a un segundo mandato.

Al mismo tiempo, la política italiana insistió en que "apoyamos firmemente el papel de las instituciones legítimas, la Asamblea Nacional, el papel de su presidente". En ese contexto, Mogherini dijo que el posicionamiento de la UE siempre ha sido de "presión" pero también de "mantener abiertos espacios para el diálogo". Respecto a esto, la representante anunció la formación de un grupo de contacto entre la UE y América Latina para gestionar su actuación en la crisis venezolana.

Un grupo de contacto entre la UE y América Latina

"El grupo tiene un mandato claro y con diferentes fases, con un marco claro, porque los resultados serán revisados tras 90 días, y se dará por terminado si no hay progresos", advirtió Mogherini desde Bucarest, donde los ministros de Exteriores de los países miembros mantuvieron una reunión informal para analizar la coyuntura. El grupo estará formado por la UE, así como varios de sus países miembros, como Francia, Reino Unido, Alemania, Portugal, España, Holanda, Italia, Suecia, mientras que en la parte latinoamericana están Ecuador, Costa Rica, Uruguay y Bolivia, además de otros Estados que serán anunciados en los próximos días.

Para la UE el objetivo final es "construir confianza y crear las condiciones necesarias para un proceso creíble en línea de la Constitución de Venezuela, con el objetivo de que los venezolanos determinen su propio futuro" en unas condiciones democráticas. Así, cabe recordar que el domingo finaliza el plazo de ocho días marcado por España, Francia, Alemania y Portugal para que Maduro convoque elecciones presidenciales o de lo contrario reconocerán a Guaidó.

La guardia bolivariana, de hecho, volvió a actuar ayer contra Guaidó. El propio presidente del Parlamento denunció que varios agentes cercaron su casa mientras él se encontraba desgranando el llamado plan país. El líder opositor sacó a Fabiana, su mujer, al escenario aclarando que en su casa solamente estaba su hija de 20 meses. "Les hago responsables de cualquier cosa que le puedan hacer", dijo. "Hago responsable al ciudadano Nicolás Maduro por la integridad de mi hija", sentenció antes de recordar que no tiene miedo a ser detenido "ni a una posible represión" por parte del chavismo hacia su persona. Además, aclaró que este viernes está previsto que empiece a llegar la ayuda humanitaria solicitada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento