El Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) contestó hoy, ante las quejas de los vecinos de la zona de Icovesa, que la normativa vigente "no obliga" al Consistorio a desratizar un local situado en dicha zona ya que "la responsabilidad" del mismo es "única y exclusivamente de su propietario", al tratarse de una "zona privada".

En un comunicado, la delegada municipal de Medio Ambiente, Africa Becerra, aseguró que el Ayuntamiento no ha intervenido al "desconocer las deficientes condiciones higiénico-sanitarias del referido local" que, según los vecinos, está infestado de roedores.

No ha intervenido al desconocer las deficientes condiciones higiénico-sanitarias del local

En este sentido, aclaró que, tal y como exige la normativa, el Consistorio jerezano realizó un servicio de profilaxis vectorial -que incluye la desratización- a finales de enero y principios de febrero en la zona de Icovesa y puntualizó que los ayuntamientos están obligados a llevar a cabo estas acciones "en zonas y espacios públicos, así como en edificios públicos y colegios" y "en ningún caso en zonas de carácter privado".

Asimismo, Becerra aseguró que "hasta el momento los vecinos no han presentado en la Delegación una denuncia formal ante las deficientes condiciones higiénico-sanitarias que presenta este local y tampoco han solicitado la desratización del mismo", en cuyo caso, se habrían tomado las "medidas oportunas".

No obstante, anunció que el Consistorio ha iniciado los trámites legales para solventar la situación ya que, una vez conocida, considera que existen "indicios razonables de riesgo para la salud" para estos vecinos. Así, se acordó solicitar al distrito sanitario Jerez-Costa Noroeste un informe sanitario sobre el estado en el que se encuentra este local, requerir a los propietarios la desratización del recinto "de forma inmediata" y a través del servicio de una empresa autorizada.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE JEREZ DE LA FRONTERA