El hombre de 36 años que se roció de gasolina y prendió fuego en un bar de Valladolid permanece ingresado en estado "muy grave" en la Unidad de Grandes Quemados del Hospital Universitario de Getafe.

El individuo sufre quemaduras profundas en el 80% de su cuerpo.

Los hechos se produjeron sobre las 19.14 horas cuando el individuo, de nacionalidad portuguesa, entró en el bar 'El Segoviano', situado en la calle Covadonga, esquina con Clavijo, y se encerró no sin antes avisar a un cliente que allí estaba para que se marchara. "¡Salga, esto no va con usted!".

Fuera del local quedaron la compañera sentimental, también de nacionalidad portuguesa, una hija y el citado cliente, momento en el que se escuchó una fuerte explosión que provenía del interior.