¿Hay coches más o menos seguros según su color?

Existen algunos colores menos visibles en carretera, como los negros o los marrones.
Existen algunos colores menos visibles en carretera, como los negros o los marrones.
Freepik

El color elegido para un coche nuevo importa, y mucho. Si bien es cierto que hay prestaciones más relevantes para asegurar una buena compra (como el tipo de motor, el consumo o las garantías postventa), la estética del vehículo y su diseño exterior son dos de los reclamos más atractivos para los potenciales clientes. Aunque la elección de la tonalidad de la carrocería depende la mayoría de las veces de los gustos del conductor y las tendencias –según la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (FACONAUTO), el conductor medio acaba inclinándose por la compra de automóviles blancos–, existen leyendas urbanas que defienden que la seguridad en carretera (y, por tanto, el precio del seguro contratado) depende, entre otras cosas, del color del vehículo. Pero, ¿cuánto hay de cierto?

Tal y como aseguran en la web del comparador de precios Rastreator.com, que el coche sea blanco o negro no influye en lo que se paga por el seguro según las posibilidades de siniestrar, aunque sí en la visibilidad en carretera. Así, aunque hay algunas tonalidades que podrían llegar a camuflarse con el asfalto en zonas de poca visibilidad, en la actualidad la mayoría de modelos nuevos están equipados con luces y prestaciones especiales que permiten que sean vistos a grandes distancias.


El color sí influye en la visibilidad en carretera

  • Los más peligrosos. Según el Canal Motor Mapfre, los vehículos negros, marrones o verdes oscuros, tienen más posibilidades de sufrir accidentes. Si bien es cierto que la mayor responsabilidad debe atribuirse al conductor en caso de siniestro, los colores oscuros, al ser menos llamativos, pueden pasar desapercibidos, en un primer momento, para el resto.
  • Los más seguros. Los coches plateados tienen un 50% menos de probabilidades de accidente en comparación con los blancos, rojo o azules, según destacan desde la web de la aseguradora, así como otras tonalidades claras y neutras, como los blancos o los cremas. Son más visibles a cualquier hora del día, reduciendo las posibilidades de colisión por despiste o adelantamiento en carretera.


¿Depende el precio del seguro del color del coche?

En la web del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) destacan que la casi totalidad de compañías no tienen en cuenta el color a la hora de contratar un seguro y, por tanto, no tiene impacto real en el importe del seguro del conductor. Esto no significa que no haya compañías que no lo tengan en cuenta a la hora de establecer sus criterios, bien para utilizar como dato estadístico la influencia del tono de la carrocería en la siniestralidad en carretera o, por el contrario, para sumar un plus a la póliza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento