Al menos once personas murieron y otras cinco han resultado heridas tras caer hoy un pequeño avión perteneciente a la policía de Carabineros en un sector muy poblado de Santiago de Chile, informaron fuentes policiales.
El avión hizo un círculo y de repente se tambaleó en el aire y se fue a pique
El accidente ocurrió cerca de las 10.00 horas (13.00 GMT, una más en España) en el municipio de Peñalolén, en la zona oriental de la capital chilena, en las cercanías del aeródromo de Tobalaba.

Según testigos, el aparato cayó en un campo deportivo aledaño a la Municipalidad de Peñalolén, donde en ese momento había unos treinta ancianos y niños realizando actividades recreativas.

Causas desconocidas

"El avión hizo un círculo y de repente se tambaleó en el aire y se fue a pique", dijo al canal estatal de televisión (TVN) una vecina que se identificó como Adriana.

Otros testigos indicaron que antes de estrellarse, la avioneta estaba expulsando humo negro.

Las primeras informaciones señalan que seis de las víctimas viajaban en el aparato, modelo 'Centurión', que era pilotado por el capitán de Carabineros Luciano Castro y tripulado además por un teniente y otras cuatro personas, cuya identidad no se ha divulgado.

Las otras dos víctimas fueron una madre y su hijo de cuatro años que estaban en el campo deportivo, dijo a Radio Cooperativa el alcalde de Peñalolén, Claudio Orrego, El alcalde también explicó que otras cinco personas resultaron heridas, dos de ellas graves, y fueron trasladadas a hospitales del sector.