Inaugurada la nueva depuradora de Larrión, que podría dar servicio en un futuro a los concejos de Eulz y Amillano

  • A mediados del mes de enero ha entrado en funcionamiento la nueva depuradora de Larrión, que da servicio a sus 135 habitantes y podría también en un futuro sumar las aguas residuales de otros concejos vecinos como Eulz y Amillano, todos pertenecientes al municipio de Allín.
Autoridades en la inauguración de la nueva depuradora de Larrión
Autoridades en la inauguración de la nueva depuradora de Larrión
GOBIERNO DE NAVARRA

La inversión realizada asciende a 699.745,91 euros y ha sido financiada íntegramente con cargo al canon de saneamiento que gestiona la empresa pública Navarra de Infraestructuras Locales, SA (NILSA), y todos los contribuyentes pagan a través del recibo del agua. La Mancomunidad de Montejurra es la encargada de su explotación.

La nueva instalación, denominada Cursos Bajos del Urederra y cuya construcción se inició en octubre de 2017, ha sido inaugurada oficialmente este miércoles por el director general de Administración Local de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Xabi Lasa, a quien han acompañado la presidenta de la Mancomunidad de Montejurra, Mariví Sevilla; el alcalde de Allín, Eduardo Martinicorena; y representantes del concejo de Larrión.

Xabi Lasa ha valorado el "esfuerzo" de la Administración foral por "dotar de infraestructuras locales básicas homogéneas y eficientes, como el saneamiento, a todos los núcleos urbanos de Navarra, independientemente de su densidad de población o de su ubicación".

Por su parte, Mariví Sevilla se ha referido a la "gran implicación de la mancomunidad por el desarrollo estratégico de Tierra Estella, y eso pasa por una visión de futuro donde la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente están muy presentes". En este sentido, ha subrayado que la puesta en marcha de la depuradora "revertirá en una mejora de las calidad de las aguas y contribuirá a que el entorno del río siga siendo un lugar de disfrute y esparcimiento, con un alto valor ecológico".

Por su parte, los técnicos de NILSA han explicado el proceso que sigue el agua residual hasta ser devuelta al río en óptimas condiciones. Hasta la fecha, Larrión, con 135 habitantes censados, vertía directamente al terreno. La instalación actual, basada en filtros biológicos que limpian el agua, está ubicada en una finca del concejo de Eulz y dispone también de lagunas de retención que ocupan una superficie de 287 metros cuadrados.

Estas características son similares en todas las depuradoras de Navarra, que suman ya más de 150, además del medio millar de fosas sépticas repartidas por toda la geografía foral. En el caso de Larrión, también se ha construido un emisario de 449 metros para recoger el vertido de la margen izquierda del río Urederra, que cruza el cauce -sin producir ningún impacto en él- y lo lleva hasta la instalación. En la localidad existían dos puntos de vertido: uno en la orilla izquierda y otro en la derecha. Ahora están unificados a través de este emisario.

La depuradora está diseñada para tratar un caudal medio diario de 1,60 litros por segundo (138 m3/día), siendo el máximo admisible en la planta de 11,22 litros por segundo (siete veces más del habitual). Este dimensionamiento es el que permitirá admitir los vertidos de concejos como Eulz y Amillano en un futuro, sin necesidad de ampliar la instalación ni efectuar en ella ninguna obra adicional que suponga un coste extra, ha explicado el Gobierno foral en una nota.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento