A pesar de que Lara Álvarez trata de mantener en un segundo y discreto plano su vida personal, es imposible escapar del punto de mira de la prensa del corazón.

La presentadora de Supervivientes ha sido fotografiada con su profesor de baile, Daniel Miralles, con quien se la relaciona sentimentalmente.La exclusiva la ha dado la revista Semana y las imágenes demuestran que entre Álvarez y Miralles hay algo más que una relación profesional o de amistad.

Ver esta publicación en Instagram

Haga lo que haga guapísima #laraalvarez #laruka #laruka #baile #tendencias2018 #moda #musica #danzadelvientre #invierno

Una publicación compartida de R O P E R I U M (@r_o_p_e_r_i_u_m) el30 Oct, 2018 a las 2:46 PDT

No, las fotos no son de ellos saliendo del gimnasio, sino cogidos de la mano y dándose besos. En los lugares públicos "se muestran discretos", según la revista, pero en cuanto pueden "se dedican muestras de cariño".

Miralles fue concursante del reality Fama, ¡a bailar! en 2009 y se presentaba como una persona "extrovertida, alegre y a la que le gustaba estar con su familia y amigos".

Semana afirma que el bailarín alicantino duerme a veces en la casa que la periodista tiene en la zona de Las Rozas (Madrid) o que conduce el coche de ella de camino al gimnasio en el que trabaja.

Los romances de Lara

El primer novio conocido de Lara Álvarez fue el capitán del Real Madrid Sergio Ramos y por aquella época ella trabajaba en LaSexta.

La historia no funcionó y en 2012 se la vinculaba con su compañero de cadena Dani Martínez, pero sin duda la pareja más importante que ha tenido la asturiana fue Fernando Alonso. Estuvieron juntos cerca de dos años y se rumoreaba que iban a pasar por el altar, pero la incompatibilidad de sus profesiones les llevó a tomar la determinación de acabar con el romance.

Después del piloto de Fórmula Uno se dice que Lara estuvo con el empresario Román Mosteiro, pero tampoco funcionó la cosa y pudo tener algo con el futbolista Jaime Astrain, pero tampoco está confirmado.

El último affaire de la presentadora de Telecinco fue con el empresario Edu Blanco y se tuvo constancia porque él hizo público en redes sociales que el amor se había terminado. "Laru, gracias por compartir conmigo estos ocho meses increíbles, mágicos e inolvidables. Eres pura luz. Gracias totales", puso el argentino en Instagram.

No contento con esto, Blanco publicó al día siguiente una segunda parte para alimentar a la prensa del corazón: "Lo que intentó ser un bonito mensaje de despedida, un homenaje a lo que fue la historia de amor más maravillosa de mi vida, se malinterpretó y se transformó en una noticia antigua. Intensa y breve, pero para mí, la historia de amor más bonita del mundo... Hasta siempre, Laru".

Ella, visiblemente molesta, usó Instagram para responder: "Me voy a tomar lo que estoy leyendo en las noticias con la importancia que se merece, con una seriedad absoluta. Yo no tengo novio, ¿vale? Dicho esto, os mando un beso a todos".

El culebrón terminó con Blanco publicando documentos gráficos en los que se demostraba que efectivamente sí que había tenido una relación con la periodista.