Radar
Un radar de carretera. (JAUME SELLART/EFE) JAUME SELLART/EFE
El Servei Català de Trànsit (SCT) ha anulado todas las multas que había impuesto a conductores por infracciones detectadas por un radar ubicado en el kilómetro 15 de la autovía T-11 en Reus (Tarragona) que funcionaba de
forma anómala.
Se anularán todas las multas interpuestas desde el 24 de agosto hasta el 14 de febrero

Según informó hoy el SCT, el mal funcionamiento se detectó el 24 de agosto, cuando se comprobó que unas obras cercanas habían afectado al suministro eléctrico del aparato, que a veces fallaba. No obstante, por un error informático, las infracciones que iba detectando el radar desde ese día en cuestión llegaban a los usuarios a pesar de que ya se había determinado que el radar no funcionaba bien.

Trànsit decidió el 22 de febrero que todas las multas que se habían interpuesto desde el 24 de agosto hasta el 14 de febrero se anularían, incluyendo los casos en que el radar hubiera detectado bien la infracción, y que a aquellas personas que ya la hubieran pagado se les retornaría el dinero.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TARRAGONA