Los máximos representantes de la Judicatura vasca han pedido a los responsables de Interior de los Gobiernos vasco y central que se refuerce la protección a los jueces que ejercen en Euskadi, de forma que se les dote a cada uno de ellos de doble escolta y vehículo.

Por su parte, los mandos de seguridad reconocieron que las últimas actuaciones judiciales contra "el entorno de ETA" y los procesos de ilegalización contribuyen a colocar a la Magistratura "en el punto de mira principal", aunque expresaron "las dificultades" para asumir las reivindicaciones que se les plantearon.

Esta es una pretensión reiteradamente planteada a los responsables de Interior por la cúpula judicial vasca, ya que estiman que éste sería "el módulo de protección adecuado". En su opinión, la protección a través de un escolta sólo sirve de elemento "disuasorio" y no ha sido considerada nunca por este colectivo como "una medida suficiente y fiable".

Los responsables de Interior explicaron, además, que, con motivo de las
elecciones generales, se ha puesto doble escolta a los miembros de las Juntas Electorales y que podría mantenérsela después de los comicios.

Asimismo, transmitieron a los magistrados su deseo de que "todas aquellas disfunciones o problemas que puedan irse produciendo" se les comunique, porque su voluntad "es tratarlos y someterlos a examen".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO