Huelga
La EMT denuncia la rotura de de espejos en varios vehículos. EMT

La tercera jornada de la huelga convocada por los más de 7.000 empleados de la EMT (Empresa Municipal de Transportes) en demanda de mejoras salariales, se está convirtiendo en un conflicto entre trabajadores y empresa que no da, de momento, señales de concluir.

La EMT denuncia que durante los paros parciales que se están llevando a cabo hoy en las horas punta (esta mañana de 6:00 a 9:00 y esta tarde de 17:00 a 19:30), se han producido actos vandálicos que se han traducido en rotura de espejos y pintada en los autobuses, lo que ha ralentizado la salida de los vehículos y ha complicado el traslado de los viajeros, los más afectados por esta huelga. Los trabajadores niegan cualquier participación en los actos de los que habla la empresa. En la jornada anterior la EMT ya denunció la rotura de la luna de un autobús con unas 40 personas a bordo.

"Ya estamos empezando a dudar si los piquetes no los están mandando ellos (la EMT).

Según la EMT, las cocheras más afectadas
han sido las de Entrevías y Elipa y se han producido retrasos en la salida de los autobuses de Fuencarral A. Con roturas se han visto afectados coches de las líneas 4 y 145.

Un portavoz de la empresa ha trasladado a 20minutos las disculpas que quiere ofrecer a los viajeros por los daños causados. A pesar de que las posturas siguen alejadas, la EMT asegura que está "abierta" a negociar y a la espera de la contrapropuesta que deben presentar los trabajadores.

Frente a la demanda de los empleados de percibir un aumento salarial, la EMT asegura que en los últimos años sus trabajadores han sido los únicos beneficiados de la administración pública con un incremento en su nómina equivalente al IPC real, algo que no percibe el sector público, que tiene que conformarse con una subida del 2%.

700 euros brutos este mes

En la nómina de febrero los empleados de la EMT recibirán, cada uno, una media de 700 euros brutos en concepto de una revisión salarial por la desviación del IPC de 2007. Pero esta paga única, según matiza Alberto Blanco, portavoz de CC O en el comité, "es fruto de un acuerdo del convenio anterior, que finalizó el pasado año".

"Ya estamos empezando a dudar si los piquetes no los están mandando ellos (la EMT). ¿Acaso alguien cree que vamos a complicarnos la vida? Tanto la empresa como el Ayuntamiento están haciendo rehén al pueblo de Madrid por unos intereses políticos que todavía no sabemos cuáles son. Lo que ocurre es que la EMT no se quiere reunir" ha asegurado a 20minutos Alberto Blanco.

¿Quién rompe los espejos de los coches? "Eso quisiéramos saber. Nosotros no tenemos piquetes y somos muy respetuosos", dice Blanco.

Los sindicatos han convocado una concentración para este viernes y una gran manifestación el lunes.