El Ayuntamiento de Benicàssim ha pedido a los vecinos que extremen la precaución para no dejarse engañar por un hombre que, utilizando el nombre de Iberdrola, pide 1.000 euros con el pretexto de que va a sustituir los contadores de la luz.

El Ayuntamiento pide a los vecinos que extremen la precaución
Fuentes municipales han explicado que la Policía Local ha incrementado la vigilancia para localizar al presunto estafador, que ayer, martes, visitó casas y establecimientos con el propósito de cobrar lo que sería el pago por el cambio de contador,
cambio que después no se produce.

La estafa se detectó cuando un joven entró en un domicilio de la calle Dolores con indumentaria de Iberdrola y pidió a la propietaria mil euros para el cambio del contador.

Tras coger el dinero, el hombre se marchó afirmando que volvería en breve para proceder a la sustitución, pero, por su tardanza y por la sospecha que le infundió el que no hubiera dejado resguardo ni documentación alguna, la vecina llamó a Iberdrola, que le confirmó que no tenía a nadie haciendo tal labor en esos momentos.

La mujer se puso entonces en contacto con la Policía Local, cuyos agentes ya habían detectado que esta persona había intentado cometer el mismo fraude en un establecimiento de la localidad, aunque las sospechas que había suscitado entre el personal se lo habían impedido.

El Ayuntamiento ha hecho un llamamiento a todos los vecinos y vecinas de la población para que extremen la precaución ante este fraude.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CASTELLÓN.