Límite de velocidad a 90 km/h
Dos operarios retiraban la última señal en Galicia de velocidad máxima permitida en las vías convencionales, la cual han sustituido por la nueva limitación a 90 km/h. Cabalar / EFE

La DGT pone en marchael nuevo límite de velocidad en carreteras convencionales o secundarias, establecido desde este martes en 90 km/h.

Este lunes se consumó el reemplazo de 2.790 señales de tráfico, que han costado un total de 650.000 euros-, en el caso de las carreteras de titularidad estatal, para que los conductores respeten los nuevos límites, con los que la Dirección General de Tráfico (DGT) quiere reducir en un 10% las víctimas mortales en estas vías.

Se trata de la primera medida de las que la DGT ha diseñado para frenar el repunte de la siniestralidad vial.

Y con ella se quiere colocar a España junto a los otros quince países europeos que ya tienen establecida una velocidad máxima de 90 km/h en su red secundaria o convencional.

¿Qué obliga?

La medida obligará a todas las motos y turismos a circular a una velocidad máxima de 90 km/h independientemente del ancho del arcén.

¿A quién afecta?

Afecta también a autobuses y vehículos mixtos adaptables, si bien en el caso de los primeros, y a pesar de que tienen una baja tasa de accidentalidad, no podrán circular a más de 80 km/h los que no dispongan de cinturones de seguridad.

Para camiones y autocaravanas el límite es menor

Además, el decreto que hace un mes aprobó el Gobierno fija en un máximo de 80 km/h la velocidad en las carreteras convencionales para camiones, tractocamiones, furgonetas, autocaravanas con un masa máxima autorizada superior a 3.500 kilos, vehículos articulados y automóviles con remolque.