Los grupos parlamentarios de PP y de PSOE han protagonizado este lunes un rifirrafe en el Congreso por la polémica que ha suscitado el uso que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, da al avión oficial Falcon para sus viajes. La petición que ha presentado el PP para que comparezca e informe sobre ello el subdirector general de Transparencia ha sido el detonante de este nuevo enfrentamiento verbal.

El PSOE ha asegurado que el presidente del Gobierno utiliza los medios oficiales de transporte en sus desplazamiento "exactamente igual" que lo hizo durante los últimos años su predecesor y exlíder del PP, Mariano Rajoy, "pero sin avituallamiento extra de vino y whisky".

De esta forma ha replicado a la portavoz del PP en materia de Transparencia, Beatriz Escudero, quien minutos antes ha censurado el "insultante espectáculo de poderío" del que, a su juicio, hace gala Sánchez con sus continuos viajes personales y oficiales, entre los que ha destacado el viaje que el pasado julio realizó a Castellón para asistir al concierto de The Killers.

"Aprovecharse de España"

"No sé si está haciendo algo por España, pero aprovecharse de España sí lo está haciendo", ha denunciado Escudero, para justificar la necesidad de que el subdirector general de Transparencia y Buen Gobierno, Javier Amorós, comparezca en el Congreso para explicar por qué el Ejecutivo blinda los viajes del presidente amparándose en la Ley de Secretos Oficiales. "Los modos de nuevos ricos con el dinero público no tienen cabida", ha apostillado la diputada 'popular'.

En su turno, el PSOE, por boca de Sofía Hernanz, ha defendido que Sánchez viaja "exactamente igual" que lo han hecho los presidentes en el pasado, esto es, haciendo uso de los medios oficiales que facilita el parque móvil del Estado y atendiendo a lo que determina en cada momento el departamento de Seguridad del Gobierno.

"El presidente Sánchez se desplaza de la misma forma y con los mismos medios que han utilizado todos los presidentes de este país, exactamente igual que hacía el expresidente Aznar y el expresidente Rajoy. Por cierto, con la única diferencia que este último lo hacía con avituallamiento extra de vino y whisky y eso ya no se explica ni por razones de logística ni de seguridad", ha deslizado

Hernanz ha lamentado la "exaltación" y la "amnesia" del PP "sin complejos" que lidera Pablo Casado, al que ha recordado que precisamente la sentencia de la Audiencia Nacional que le acusa de haberse "aprovechado de España", le ha acusado de haber convertido el "cinismo" en su "marca de la casa y le ha afeado su ganas de "enfangar" la política. "Viven instalados en la charanga y la fanfarria", les ha soltado.