El secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, se convirtió este martes en el primer representante de un Estado extranjero recibido por el nuevo presidente de Cuba, Raúl Castro.

Ambos "examinaron la marcha de las relaciones del Estado cubano con la Santa Sede y la Iglesia Católica en Cuba", e intercambiaron impresiones "sobre asuntos de interés multilateral e internacional", informó la agencia oficial AIN.

En un comunicado llaman al nuevo presidente a adoptar "medidas trascendentales"
Bertone, que hoy concluye una visita a Cuba, había dicho este lunes que esperaba tener un encuentro "de claridad, de sinceridad, de intercambio" con el nuevo presidente, elegido por el Parlamento el pasado domingo.

"Momento extraordinario"

El lunes Bertone destacó que su llegada a la isla coincidió con "un momento especial, extraordinario", y dijo que "Raúl Castro continuará (...) con una visión, si todo es posible, de desarrollo", tanto en Cuba como en el ámbito de las relaciones exteriores.

Tras la entrevista con el canciller, Bertone aseguró que el bloqueo económico que Estados Unidos mantiene contra Cuba desde hace más de 45 años es "injusto y éticamente inaceptable". En un hecho poco habitual, el diario oficial Granma publicó este martes un comunicado difundido el lunes por los obispos cubanos, en el que llaman al nuevo presidente a adoptar "medidas trascendentales" para satisfacer las "ansias e inquietudes expresadas por los cubanos".

El cardenal señaló que ahora pudo "discutir rostro a rostro diversos problemas y compartir varias metas" con representantes del gobierno y que jamás había podido "hablar tanto" con las autoridades cubanas como esta vez, lo que calificó de "importante"