Lola Campos sólo quiere escuchar la verdad, saber por qué y de qué murió su hijo Pedro, de 12 años, el pasado 28 de julio en el hospital infantil Virgen del Rocío, donde considera que el menor fue «desatendido». Desde entonces, dice vivir una pesadilla. «No quiero dinero y sí que se haga justicia, que castiguen a aquellos que dejaron a mi hijo morir como un perro», explica a 20 minutos. Tras presentar una denuncia penal por presunta negligencia médica, caso que se está investigando, Campos pide, por segunda vez, al presidente de la Junta, Manuel Chaves, que la atienda personalmente, la escuche y se interese por lo ocurrido.