Es un plan por las Fallas que cuesta 500.790 euros. La Concejalía de Medio Ambiente ya está comenzando a cambiar de sitio los contenedores grandes de basura por otros más pequeños antes de que se produzcan los cortes de calles para esta Fallas. El primer punto de actuación es en el barrio de Ruzafa.

A partir del día 12 de marzo, también se trasladarán 549 contenedores con el objetivo de garantizar su vaciado, pese al corte de las vías, aunque en algunos puntos ya han quitado contenedores de forma puntual.

El Ayuntamiento invertirá 500.790 euros en este dispositivo, que finalizará el próximo 25 de marzo. Lo único que dejará de funcionar será el servicio de recogida de trastos del 010.