La Guardia Civil realizó a última hora de la tarde del viernes en Totalán (Málaga) una cuarta microvoladura controlada en la galería excavada por los mineros para llegar hasta el pozo en el que a la 1:25 horas han localizado sin vida el cuerpo de niño Julen Roselló, cuya familia dice que cayó al mismo el domingo 13 de enero.

Así lo ha explicado en una rueda de prensa el guardia civil Jorge Martín, que ha actuado como portavoz del Instituto Armado en la zona de los trabajos. Este agente indicó que esta cuarta voladura tenía que ser "extremadamente precisa" debido a su cercanía al lugar en el que se encuentra Julen.

Martín añadió que, por esta razón, se han incorporado al operativo tres topógrafos que dirigirían "exactamente el tramo final del túnel que se está excavando". "Es un momento de extremada precisión para llegar al lugar donde se encuentra Julen".

La Guardia Civil también informó de que, durante la tarde, se avanzaron 3,35 metros en la construcción de dicha galería, dado que las condiciones que han encontrado los rescatadores durante la realización de estos trabajos "han sido bastante favorables" a pesar de que, en las últimas horas, han encontrado una veta "de extremada dureza".

Más especialistas

Hasta Totalán también se desplazaron esta tarde cuatro agentes de la Benemérita procedentes de Palma de Mallorca y Cantabria, miembros del servicio de Montaña, especialistas en espeleologia y microvoladuras, que han llegado para "reforzar a los compañeros que están prestando el servicio arriba, por si fuera preciso algún tipo de relevo".

Los agentes han sido evacuados en helicópteros de la Guardia Civil para que su llegada fuera de rápida y de extremada urgencia" y el agente que actúa como portavoz precisó que una vez el grupo de rescate "encuentre a Julen, los rescatadores últimos que rescatarán a Julen será la Guardia Civil".