Poner la mano encima a un médico, a un celador o a un enfermero o enfermera cada vez es más frecuente en la Región. Y es que, el año pasado, 269 trabajadores de la sanidad pública denunciaron agresiones por parte de los pacientes, según la Consejería de Sanidad.

Son 117 denuncias más que en 2006, casi el triple, ya que hace dos años se tramitaron 92 agresiones.

Los centros de salud de Vistabella, El Carmen, Alcantarilla centro y el del Infante Juan Manuel en Murcia, y los servicios de urgencias de La Unión, La Ñora y el barrio Peral de Cartagena son los centros sanitarios donde más agresiones se registraron durante el año pasado en la Región, con 101 altercados denunciados.

Uso de armas

Gritos, insultos y amenazas son las agresiones más comunes, aunque cada vez hay más violencia física. En 2007 se contabilizaron 24 denuncias por agresiones a mobiliario; 79 gestuales; 55 físicas, 3 por uso de armas y 33 por otros motivos. Entre el colectivo sanitario, los que más agresiones recibieron en 2007 fueron los médicos, con 98 denuncias. Después le siguen los enfermeros (67 denuncias); auxiliares de enfermería (36); personal de administración (25); celadores (19); y guardias de seguridad (8).

Teléfono interno en el Reina Sofía

El Hospital Reina Sofía de Murcia habilitó, el pasado mes de enero, un teléfono que funciona las 24 horas del día para actuar ante cualquier agresión al personal que trabaja en el centro sanitario. El teléfono, de uso interno, permite poner en marcha el protocolo de intervención del plan para la prevención y atención ante las agresiones a profesionales con apoyo directo a nivel personal, asistencial sanitario, psicológico y jurídico.

Dinos... si has presenciado una agresión a un sanitario

Envíanos un correo electrónico a: zona20murcia@20minutos.es