Denuncian la invasión
Transeúntes pasando entre la valla y la papelera (Carmen García).
Perjudica a los peatones y, sobre todo, a los discapacitados. «Siempre pagamos las consecuencias los ciudadanos, aguantando molestias durante años», explica Carmen García, una vecina de L’Hospitalet que ha realizado diversas fotografías que demuestran la invasión de las aceras públicas para realizar obras privadas, cosa que perjudica a los peatones y, en especial, a los discapacitados.

García denuncia «el abuso de las constructoras y la permisividad del ayuntamiento», que «está dando lugar a la invasión de las aceras». Esta vecina explica que son «obras privadas y no se les debería autorizar a utilizar una gran parte de la acera para su comodidad si no fuera estrictamente necesario».

Asegura que «hay infinidad de casos en L’Hospitalet» en los que los peatones tienen dificultades añadidas para transitar por las aceras por culpa de las vallas de las obras en la vía pública.