El Congreso cierra la Comisión del 11-M diciendo que el anterior Gobierno manipuló y descuidó la seguridad

El pleno del Congreso cerró este jueves la comisión de investigación del 11-M con el debate y la aprobación por parte de todos los grupos, salvo el PP, del dictamen en el que se censura la manipulación informativa del Gobierno de José María Aznar tras los atentados.

El documento que resume lo ocurrido antes y después de la masacre de Madrid fue aprobado por 184 votos a favor, 145 en contra y una abstención, mientras que el apartado de medidas sobre víctimas y seguridad contó con el apoyo unánime de todos los grupos.

Los grupos hicieron un llamamiento a la unidad frente al terrorismo y a la solidaridad con las víctimas, aunque el PP, que negó las acusaciones al Ejecutivo de José María Aznar, insistió en seguir investigando para aclarar las incógnitas de la trama aún no resueltas.

El Gobierno de Aznar no estaba preparado

El documento final sobre lo ocurrido antes y después del 11-M concluye que el anterior Ejecutivo no previno de forma adecuada la amenaza del terrorismo islamista radical y tergiversó los datos de la autoría de la masacre, insistiendo en hablar de ETA cuando la investigación policial se alejaba de esa hipótesis.

El PP defendió un voto particular en el que niega que hubiera imprevisión ante la amenaza del terrorismo islamista y que el Ejecutivo manipulara la información de la policía para preservar sus intereses electorales.

El grupo popular insiste en que la investigación parlamentaria debe continuar, como piden algunos colectivos de víctimas, para esclarecer todos los interrogantes y comprobar si hubo conexiones entre ETA y quienes perpetraron la masacre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento